El glifosato representa un peligro ambiental

foto: shutterstock

El glifosato representa un peligro ambiental

5 de marzo del 2019

El glifosato es un herbicida tóxico, es decir, una químico que inhibe el crecimiento de una planta gracias a la alta toxicidad que hay dentro de este tipo de sustancia. Según diversas fuentes, el elemento es comercializado desde 1970 donde apareció bajo el nombre de Roundup.

Escuche la opinión de El general (r) Jairo Delgado, experto en posconflicto, sobre la utilización del glifosato:

Esta sustancia es conocida por brindar servicios a la agricultura debido a que en sus inicios surgió para ayudar en los ranchos estadounidenses a controlar y acabar las plagas que dañaban los cultivos. Sin embargo, con el paso de los años se incremento el consumo de las drogas y esto es el precedente para el uso del glifosato a alta escala.

Entonces, los gobiernos decidieron tomar el glifosato para erradicar cultivos ilícitos, especialmente en la zona de Colombia en la década de los 90’s. El método se basó en esparcir grandes cantidades de este líquido por medio de avionetas. Pero tras largos de usar este químico, los campesinos se veían afectados tanto en la salud como en el ambiente que respiraban.

Tomado de: Organización Ecologistas en Acción

Hay cientos de historias que se centran en los daños que causó el químico en el organismo y el deterioro del medio ambiente. Pero los entes gubernamentales se han puesto a la labor de dictaminar que la única solución para contrarrestar el problema de las drogas es hacer aspersión con glifosato.

¿Por qué es peligroso el uso del glifosato? 

La sustancia representa un riesgo para la salud por el alto grado de toxicidad que se encuentran en él y la capacidad de desaparecer cultivos enteros. La Organización Mundial de la Salud, señaló en tiempos pasados que la presencia de este químico en el ambiente incrementa los índices para desarrollar algún tipo de cáncer.

Además de representar un riesgo para el bienestar, es una amenaza ambiental. Los riesgos aparecen una vez se hayan eliminado los cultivos, es decir, de manera indirecta y afecta a la biodiversidad porque se contaminan los suelos, el agua, las frutas y los vegetales.

El glifosato también afecta las funciones de los insectos y los procesos de polinización, lo anterior, se representa en una afectación en la recuperación de los ecosistemas a causa de que los microorganismos son necesarios en la cadena del sistema ambiental.

Se menciona que el químico contamina el agua, asimismo, la comunidad de animales marinos se ven en peligro porque con la presencia de la sustancia se crean anomalías en la reproducción, malformaciones y cambios en el material genético.

Por otra parte, hay varios estudios nacionales e internacionales que demuestran la muerte de animales vacunos y domésticos tras la aspersión del glifosato.

Actualmente hay un debate interno por el uso de este elemento tóxico, hace tres años aproximadamente se eliminó el uso de este químico en el espacio colombiano. Esto surgió gracias al el Acuerdo de Paz donde se estipuló que la erradicación de los cultivos ilícitos sería de manera manual.

Cabe resaltar, que con el nuevo mandato (2018-2022) comenzaron a buscar otras alternativas para acabar con el negocio de la droga, una de ella es el esparcimiento por medio de drones pero así se incrementarían los valores y esto no es conveniente para el país.

Es necesario que se replanteen otras iniciativas para que el mundo no sufra las consecuencias ante la presencia de este químico.