Puerto Colombia enfrentó un tsunami de plásticos

Cortesía Greenpeace

Puerto Colombia enfrentó un tsunami de plásticos

8 de junio del 2019

El Día Mundial de los Océanos, que se celebra el 8 de junio, no trae buenas noticias. Hace algunos días la zona de Puerto Colombia enfrentó un tsunami plástico y de basura de 350 toneladas. Greenpeace alertó que esto es una amenaza para todas las costas del país. Para la ONG la batalla debe ser una una prioridad con tal de salvaguardar el patrimonio marítimo y costero del país.

“A nivel global, cada segundo, más de 200 kilos de basura van a parar a los océanos del mundo. El 80 % proviene de la tierra. Como consecuencia, cerca de un millón y medio de especies marinas mueren cada año por consumo o heridas causadas por plásticos”, explicó Silvia Gómez, directora de Greenpeace Colombia. “La mayoría de los plásticos que contaminan a nuestros océanos son de un solo uso. Por eso, es urgente que la migración vaya hacia la reducción del consumo”.

El plástico está acabando con la fauna marina

En Colombia, los ríos Magdalena y Amazonas se encuentran entre los 20 más contaminados por plásticos en el mundo. “El país sufre de una grave contaminación plástica que está afectando a ecosistemas únicos como nuestras costas y manglares. La situación se ha vuelto insostenible. Las iniciativas de reciclaje y economía circular no son suficientes, como evidenció esta ‘isla de plásticos’ en Puerto Colombia”, dijo Gómez.

Cortesía Greenpeace

Cada colombiano consume 24 kilos de plástico al año. Es decir, 1.250.000 de toneladas anuales, y al menos el 56 % son plásticos de uso único.

Greenpeace adelanta la campaña “Colombia Mejor sin Plásticos”. También emprendió un viaje histórico del Ártico a la Antártida para exponer las amenazas que enfrentan los océanos del mundo.

“Es necesario proteger al menos el 30 % de los océanos del mundo para el año 2030. Las negociaciones para un Tratado Global de los Océanos en las Naciones Unidas ya comenzaron y es vital que los gobiernos del mundo vayan en esa dirección. Necesitamos un tratado sólido que permita luego crear áreas protegidas de las actividades destructivas, incluida la contaminación plástica, la sobrepesca y el cambio climático”, finalizó Gómez.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO