Hallan en México primer criadero de mantarrayas del mundo

27 de junio del 2018

Fue ubicado en el Golfo de México.

Hallan en México primer criadero de mantarrayas del mundo

El primer criadero de mantarrayas conocido en todo el mundo ha sido localizado por la Institución de Oceanografía Scripps en el Golfo de México.

Ubicado en el Golfo de México, frente a la costa de Texas en el Santuario Marino Nacional Flower Garden Banks de la NOAA, el hábitat de crías de mantarrayas es el primero de su tipo descrito en un estudio científico.

El autor principal del estudio, Joshua Stewart, fue el encargado de observar a las mantas juveniles mientras realizaba una investigación sobre la estructura poblacional de estos animales en Flower Garden Banks, una de las 15 áreas submarinas designadas federalmente y protegidas por la Oficina de Santuarios Marinos Nacionales de Estados Unidos.

Sobre su estudio, informó que para la ciencia las mantarrayas han sido como una “caja negra” que ha sido difícil de investigar, porque pocas veces se dejan observar, por lo que este descubrimiento marcaría un hito en la historia.

Además, señaló que identificar esa área como un vivero resalta su importancia para la conservación y el manejo, pero también da la oportunidad de enfocarse en las mantas juveniles y aprender sobre ellas.

“Este descubrimiento es un avance importante en nuestra comprensión de las especies y la importancia de diferentes hábitats a lo largo de sus vidas” señaló.

Cabe resaltar que estos animales son conocidos como los suaves gigantes del mar, y son especies que pueden alcanzar los siete metros de envergadura cuando son adultos y se alimentan del plancton que viven en el océano abierto. Estas se encuentran típicamente en aguas tropicales y subtropicales de todo el mundo con sitios de agregación que se encuentran comúnmente lejos de las zonas costeras, lo que dificulta el acceso y el estudio de sus poblaciones.

Por esa razón es que la información sobre las mantarrayas es muy básica a lo largo de la historia. Por su parte, las bebé están más aisladas de las poblaciones de esta especie, lo que dificulta su exploración y por ende, es aún más inexplorada su existencia en los primeros años de vida.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO