Esto puede hacer con las cáscaras de comida antes de botarlas

2 de octubre del 2018

Algunos usos le puede dar antes de llamarlas desperdicios.

Esto puede hacer con las cáscaras de comida antes de botarlas

Foto: pixabay

Los desperdicios de alimentos tal vez son uno de los remordimientos más grandes que le quedan a muchas personas que están interesadas en cuidar el medio ambiente, sin embargo, se puede reducir un poco la producción de basuras si se conoce cómo se les puede dar segundos usos, o usos definitivos, a las cáscaras de frutas y verduras.

Tanto los epicarpios como la piel de las hortalizas son sustancias pueden reutilizarse antes de desecharlas, en caso de que no se quieran o puedan consumir junto con el alimento y su proceso de descomposición es especial ya que son biodegradables.

Uno de los usos más aconsejables para que no sean tiradas a la basura junto con los demás residuos es cocinar nuevamente con ellas. Existen diversas recetas que se pueden hacer con los “desechos” de frutas y verduras. Infusiones, cáscaras confitadas o ralladuras procesadas pueden ser ingredientes de tortas, salteados o tortillas.

Dependiendo del alimento que provengan las preparaciones cambian, existen recetas para hacer caldos o jugos a base de cáscaras o teniéndolas como un ingrediente adicional que pasa desapercibido en la preparación.

Como todos los sobrados no se pueden consumir, hay una segunda opción que requiere mayor dedicación y cuidado, pero que es igual de útil para no producir más basura: convertirlas en abono. El compostaje es un proceso de descomposición controlada que se puede realizar con cáscaras de todo tipo y da la garantía de ser fértil para las plantas.

Para hacer tierra naturalmente se deben introducir todos los materiales orgánicos en un recipiente que tenga ventilación en los lados y que permita que estos queden en contacto con tierra por la base. El tiempo que tarda el proceso de descomposición depende de las sustancias que contenga, aunque con ninguna será inmediato los resultados se darán.

Otro uso que se les puede dar está relacionado con el aseo. Hay fórmulas que permiten que estas, en contacto con otros ingredientes, sean útiles para limpiar y evitar malos olores. Las pieles de los cítricos, por ejemplo, se pueden utilizar como desengrasantes o aromatizantes.

Un uso eventual que se le puede dar a las cáscaras son las recetas destinadas al cuidado de la piel. Se puede encontrar una vadiedad de exfoliantes naturales que requieren este sobrante de dichos alimentos ya que contienen algunas vitaminas útiles para tratamientos. Antes de hacerlo es necesario informarse del procedimiento adecuado, para evitar inconvenientes.

Aunque no es posible reducir totalmente la emisión de basuras es apropiado estar informado de las recetas naturales para no llenar el mundo de desperdicios que puede que nos sean tales.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO