El río de Canadá que desapareció en cuatro días

Foto: Shutterstock

El río de Canadá que desapareció en cuatro días

17 de abril del 2017

Un gran río en el norte de Canadá ha desaparecido en cuatro días como consecuencia del derretimiento de un glaciar, el cual según los científicos habría sido provocado por el calentamiento global.

El río Slim, que provenía del gran glaciar Kaskawulsh, uno de lo más grandes de Canadá, desapareció abrupta e inesperadamente, en lo que se considera como el primer caso de piratería fluvial en siglos, que significa que el caudal de un río se desvía a otro repentinamente.

Ambos ríos se encuentran en el norte de Canadá y nacen del glaciar Kaskawulsh. Uno de los ríos, el río Slims, fluye en dirección norte, con destino al río Kluane, luego al Yukon, para finalmente desembocar al mar de Bering; el otro, el río Kaskawulsh fluye en dirección sur, en dirección al Océano Pacífico.

Sin embargo, en la primavera de 2016, 26 al 29 de mayo, el calentamiento global y el paisaje de Yukon causaron que el glaciar redujera su área y cambiara ligeramente su forma en las montañas. Esto provocó que se inclinara más hacia el río Kaskawulsh y que finalmente, secuestrara su caudal, explicó Dan Shugar, que es coautor de uno de los estudios de este fenómeno.

Este grupo de estudio había estado investigando el retroceso incremental de los glaciares por años, cuando en la expedición de 2016 se encontraron con un río seco.

“Fuimos al área con la intención de continuar nuestras mediciones en el río Slims, pero encontramos el cauce del río más o menos seco”, dijo James Best, geólogo de la Universidad de Illinois. El Slims llegaba a tener un ancho de 150 metros en algunos tramos. “La cima del delta que antes habíamos navegado en un bote pequeño era ahora una tormenta de polvo. En términos de cambio de paisaje fue increíblemente dramático”.

Shugar aseguró que este cambio se debe directamente al cambio climático y los gases de efecto invernadero: “el cambio climático está sucediendo. Y no es sólo lo que pasa en otro lugar. Está ocurriendo aquí en Norteamérica, y algunas de las consecuencias pueden ser muy rápidas y no siempre ser lo que esperábamos “, agregó.

Como consecuencia del cambio, el río Slims se ha reducido a un pequeño goteo, mientras que el Kaskawulsh ahora es 60 o 70 veces más grande y fuerte de lo usual. Por su parte, el lago Kluane, que también se alimentaba del Slim, ha sufrido las consecuencias del desvío del río.

El lago cayó un metro por debajo de su récord en ese tiempo del año y es probable que continúe reduciéndose en el futuro e incluso, en algunas décadas, podría desaparecer y fluir hasta el Océano Pacífico.

Además, las investigaciones concluyeron que no había manera de revertir el daño y el río no volverá a su cauce. “Para que el lago Slims restablezca una conexión hidrológica con el río Slims requeriría que el glaciar avanzara, y eso es poco probable que ocurra en el clima actual”, afirmó Shugar.

Los científicos también afirman que el evento ha cambiado completamente el paisaje local; Ovejas  del Parque Nacional Kluane se han visto atraídas al lugar por la vegetación, y además, trae cambios en el transporte de sedimentos, la química del lago y la población de peces, a medida de que el ecosistema se adapta al cambio.

A pesar de que se ha encontrado evidencia de piratería fluvial en el pasado, hace millones de años, esto no había ocurrido en la era moderna. Los expertos atribuyen el hecho en un 0.5% a causas naturales, mientras que el 99.5% restante es debido al hombre.