Brasil permite explotación minera en reserva natural

25 de agosto del 2017

El pasado miércoles, el presidente Michel Temer decidió quitarle la protección a La Reserva Nacional de Cobre y Asociados (Renca), ubicada entre los estados de Amapá y Pará, y la cual cubre aproximadamente 46 mil  kilómetros cuadrados de selva tropical para darle paso a la explotación minera.  El gobierno brasileño declaró por medio de un comunicado que: “El objetivo […]

Brasil permite explotación minera en reserva natural

El pasado miércoles, el presidente Michel Temer decidió quitarle la protección a La Reserva Nacional de Cobre y Asociados (Renca), ubicada entre los estados de Amapá y Pará, y la cual cubre aproximadamente 46 mil kilómetros cuadrados de selva tropical para darle paso a la explotación minera.

El gobierno brasileño declaró por medio de un comunicado que: “El objetivo de la medida es atraer nuevas inversiones y generar riqueza para el país y también empleos”. Es decir, la decisión de abrir la reserva para la explotación comercial es un intento por mejorar la economía del país. Al menos, un tercio de la reserva será explotada para la extracción de oro, níquel y otros minerales.

Brasil actualmente pasa por una de sus peores crisis económicas, por tanto el gobierno hizo énfasis en que con la destrucción de La Reserva Nacional de Cobre y Asociados se busca estimular la actividad en la zona a través de la minería, la cual contribuye al 4% del producto interno bruto del país.

Lea también: La humanidad agotó los recursos naturales anuales del planeta

Sin embargo, el parque es el hogar de varios pueblos indígenas, además de encerrar una inigualable riqueza silvestre. Fue creada en 1984 durante el régimen militar brasileño, que tenía planes para explotar cobre, pero finalmente nunca lo hizo.

La noticia no le ha caído nada bien a los ambientalistas y también en algunos senadores, como Randolfe Rodríguez, quien le dijo a la BBC “Se trata del crimen más grave contra la selva amazónica desde 1970”.

Uno de los mayores temores es que las empresas empiecen a explotar la riqueza mineral en sectores donde están ubicadas tribus indígenas. Además, también temen que ocurran avalanchas en la zona, teniendo en cuenta que en el año 2015, el dique de una empresa minera provocó una avalancha de desechos de mineral de hierro en el sureste de Brasil que dejó varios muertos además de un desastre ambiental sin magnitudes.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO