Titis robados volvieron al zoológico de Medellín

Foto: Zoológico Santa Fe

Titis robados volvieron al zoológico de Medellín

17 de abril del 2017

Una buena nueva dieron las autoridades de Medellín al Zoológico Santa Fe: los titis pigmeo que fueron robados de sus instalaciones el pasado 1 de abril fueron recuperados y volverán a su hogar. Los ladrones, debido a la presión ejercida por la Policía durante su búsqueda, los dejaron abandonados en un parque al sur occidente de la ciudad.

Según la información suministrada por la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, la información ciudadana y las actividades de control e investigación fueron fundamentales para lograr la ubicación y posterior recuperación de los tres monos que, luego de hallar al padre, hacían falta para completar la familia. Fueron encontrados en el barrio Campo Amor de la capital antioqueña. 

Una unidad especial de la Policía fue la asignada para las labores de búsqueda que se desarrollaron con operativos de verificación, registro y recolección de información en los municipios de Medellín y Sabaneta.

Hasta que sean entregados oficialmente al Zoológico Santa Fe, permanecerán bajo custodia de la Policía Ambiental y Ecológica.

No contribuya al tráfico de fauna

Los titis pigmeo, lamentablemente, son una especie apetecida por los traficantes de fauna silvestre porque muchas personas desean tenerlos como mascotas bajo el supuesto de que su cuidado es sencillo. Sin embargo, el llamado que por medio de kienyke.com hizo el director del zoológico, Iván Gil, es que se abstengan de comprar este tipo de animales.

“Debemos entender que es absolutamente equivocado creer que se le puede garantizar calidad de vida a una especie silvestre teníendola como mascota. Es un hecho que definitivamente no los podemos tener”, recalcó Gil.

Gil manifestó que el padre y las dos crías recuperadas presentan un buen estado de salud. Sin embargo la madre tiene un  lesión en su quijada que debe ser evaluada por el equipo veterinario.

Los titis pigmeo llegaron al zoológico de la capital antioqueña hace dos años luego de ser rescatados por la autoridad ambiental de manos de los traficantes. Tras un arduo trabajo de recuperación y emparejamiento, hace tres meses la pareja adulta tuvo su primera camada.

Las crías, por estar en cautiverio, requieren un cuidado especial para garantizar su supervivencia, lo que generaba más preocupación al momento del hurto.

Se debe recordar que el hábitat natural del titi pigmeo se encuentra en los bosques tropicales y llanuras de inundación que existen en la parte alta de la cuenca del Amazonas, incluyendo el occidente de Brasil, el suroriente de Colombia, el oriente de Ecuador y Perú y el norte de Bolivia.

Sin embargo, la modificación de sus hábitat por las actividades del hombre, la cacería y el tráfico de fauna son sus principales amenazas.