¿Quiénes son los políticos peor y mejor vestidos?

¿Quiénes son los políticos peor y mejor vestidos?

3 de febrero del 2011

Colombia ha sido afortunada por tener una larga tradición de políticos, o presidentes para ser más exactos, con un muy buen gusto para vestir. Un mandatario, un político, debe ser un ejemplo para la sociedad y debe honrar a quien representa, no sólo en la ejecución de sus deberes sino en su presentación en  público.  Desde el estricto atuendo militar que usaron Bolívar y Santander, hasta la austeridad de Lleras Camargo, nuestros presidentes honraron su cargo con su apariencia. Si creen que esto no es importante, sobre todo en el ámbito internacional, piensen por un momento si Santos saliera en público en suéter como Evo Morales, o de camisa con bordados precolombinos como Rafael Correa o llegara a una cumbre presidencial en sudadera tricolor como cualquier seleccionado nacional. Algo de vergüenza sentirían sus compatriotas.

Lastima que algunos siguen con la creencia que el atuendo no importa si las ideas son buenas. Yo sí creo que en Colombia hay una relación directa entre el cargo, la duración de la carrera política y el look. ¿Recuerdan a Édgar Perea? Si Mockus y Petro pudieron dar el salto hacia una mejor apariencia, por qué otros no podrían hacerlo. Es sencillo, unos trajes oscuros en azul marino y gris pizarra en raya de tiza, unicolor o  espina de pescado. Unos paños súper 140’s o mínimo súper 120’s. Camisas blancas con puños de mancornas en algodón pima o egipcio. Corbatas azul oscuro, azul cielo, rojo marlboro, lavanda, o del color del partido y tener presente como Nicolás Sarkozy, Barack Obama o Silvio Berlusconi se visten para que sean un punto de referencia. Eso debería bastar para comenzar a desarrollar un estilo personal y consolidar su imagen pública.

Aquí van los políticos, del mejor al peor vestido.

1.    Juan Manuel Santos: Como jefe de estado, el Presidente siempre debe estar impecable y recordar que representa a una nación. Juan Manuel Santos ha logrado desarrollar un estilo propio al usar vestidos oscuros como el azul marino y el gris pizarra, combinándolos con camisas claras y corbatas en colores brillantes. Su aspecto contrasta bastante con el atuendo folclórico de varios presidentes de la región.
2.    Armando Benedetti: Al Presidente del Senado siempre lo veremos muy bien presentado. Combina paños tradicionales en tonos neutros con camisas de mancornas y una amplia colección de corbatas. Le da modernidad a su atuendo al usar solapas más angostas y entallar los vestidos a su cuerpo.
3.    Germán Vargas Lleras: El vestido azul oscuro, camisa blanca y corbata roja que tanto usa el Ministro del Interior y Justicia es el atuendo de los políticos por excelencia. Denota poder y autoridad, que es la imagen que refleja en sus constantes apariciones en público. Su estilo es el clásico tradicional.

4.    Antanas Mockus: Después de ver a Antanas Mockus vestido de superhéroe, con una pirámide naranja en la cabeza, o usar corbatas indescriptibles, su nuevo look es más que bienvenido. Trajes a la medida, camisas blancas y la corbata verde le confieren un aspecto respetable y de liderazgo.

5.    David Luna: El joven aspirante a la Alcaldía pertenece a esa nueva generación de políticos que están haciendo carrera. Su aspecto denota seriedad y responsabilidad al usar un atuendo clásico, aunque el toque personal y fresco lo dan los forros de colores de sus vestidos.
6.    Sergio Fajardo: ¿Recuerdan el consejo “Vístase para el puesto que quiere, no para el que tiene?”. Todavía es cierto. Puede ser que el ex alcalde de Medellín confunda informalidad y desenfado, con hacer campaña en jeans y camisa azul, uniforme propio de los trabajadores americanos, los llamados “blue collar workers”, pero eso no es lo apropiado para alguien que buscaba la presidencia.
7.    Lucho Garzón : “La pinta es lo de menos”. Lo siento, cuando se es figura pública y líder la pinta sí es importante. En los últimos acontecimientos, Lucho aparece más en camisa y saco que con sacos cuello de tortuga y blazer cruzado. Le vendría muy bien que empezara a usar corbata, no usarla no es signo de rebeldía y anticonformismo, sino de desinterés.
8.    Alejandro Char:  Sin palabras. Él es el mejor alcalde del país y una promesa de la política colombiana. Póngase serio señor Char. Cualquier estudio de psicología de la imagen lo orientará en cuanto a los códigos silenciosos que transmite el vestido y la importancia de aparentar.
9.    Wilson Borja: ¿Alguien me puede decir qué profesión tiene este señor? Entiendo el afán de acentuar su identidad y resaltar, pero ese sombrero eterno no es la manera de hacerlo. Los años cincuenta se acabaron hace sesenta años.

10. Moreno de Caro: “El que de amarillo se viste…”. Vestirse bien es un arte que se aprende solo. Nadie se lo enseña a uno. Las mamás hacen su mejor esfuerzo, pero son mamás al fin y al cabo. La mejor manera de comenzar es imitar a quien considere que lo hace bien. En Colombia, por suerte, son varios y buenos los ejemplos a seguir, y por favor no vuelva a usar la corbata de Colombia, eso no lo hace más patriota.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO