Bianca Jagger, el ícono eterno de los 70s

Bianca Jagger, el ícono eterno de los 70s

2 de mayo del 2018

Si lo que usted quiere es canalizar la moda de los setentas que no pasa, Bianca Jagger es el perfecto modelo a seguir.

La década de los setentas en términos de moda, es probablemente una de las eras más fascinantes, después de las puertas que abrió la juventud en los años de 1960. La libertad sexual era plena y esto se veía en los diseños de los creativos más grandes de este mundo, vistiendo a la gente con prendas fluidas, provocadoras y extravagantes. Alguien que personificaba esto a la más exquisita perfección es Bianca Jagger, musa de diferentes artistas de la época, todo lo que debe aprender sobre vestirse con elegancia lo puede hacer con este personaje.

Let me be you #BiancaJagger ????

A post shared by A. Felipe ✌????️ (@afelipelopezs) on

Nacida como Bianca Pérez-Mora Macías el 2 de mayo de 1945, esta soñadora creció en una casa humilde en Managua, Nicaragua. A los diez años de edad sus padres se divorciaron y ella se quedó con su madre, a quien describe como “adelantada, vanguardista… ¡pionera!”. Después de la separación, además de enfrentar las críticas de la sociedad, debió abrir una cafetería para sacar adelante a Bianca y a sus dos hermanos.

Ávida de conocer el mundo y convertirse en una persona más íntegra, consiguió una beca para estudiar Ciencias Políticas en París, lugar que le cambiaría su vida. “Nunca había salido sola de mi país. Fue un cambio extraordinario. Por fin descubrí el significado de la democracia, libertad, el respeto de los derechos humanos, conceptos con los que solo podía soñar”, dijo ella en una entrevista al diario español El País. Fue en la capital francesa que Pérez-Mora conoció a su primer y único esposo, Mick Jagger, en el concierto de su banda, los Rolling Stones, en septiembre del año 1970.

Mick & Bianca ????. Obsessed with their wonderful style, what a cool couple ✌️

A post shared by retrospective (@illustriousyears) on

Para el 12 de mayo de 1971, días después de su cumpleaños, Bianca se casó con el vocalista de la mítica banda de rock n’ roll (estando embarazada con cuatro meses de su única hija, Jade), en una ceremonia católica que tuvo lugar en la paradisíaca Saint-Tropez en Francia. Dando inicio a su legado en la industria de la moda, Bianca Jagger decidió usar un inmaculado traje blanco hecho a medida por nada más y nada menos que Yves Saint Laurent.

Sobre este popular look y encuentro con el creador, Jagger comenta: “Lo conocí por primera vez cuando fui a verlo a su oficina en Rue Spontini, ya que quería que él diseñara mi vestido de matrimonio. Estaba viviendo en París como una joven estudiante y usaba sus diseños Rive Gauche porque no podía costear su alta costura”.

Continuando, “Fui a verlo con Mick, él estaba vestido por Yves, también, aunque la gente parece nunca recordar esto. Tenía una idea muy clara de lo que quería para mi vestido. Contrario a la sabiduría popular, no fue un traje con pantalones, era una larga y ajustada falda y una chaqueta. Él hizo el sombrero de ala ancha con un velo y decidimos que en vez de llevar un ramo, llevaría un corsage de flores en mi muñeca para combinar con el traje”.

Este fue solo el inicio de una recurrente relación con Yves Saint Laurent, amistad que duró hasta el día de su muerte en la década pasada. Eran muchos los que querían ver a Bianca Jagger usando sus vestidos, pero fue Roy Halston Frowick, conocido como simplemente Halston, quien se hizo famoso en la década de los 70s por sus atrevidos diseños y tener a esta nicaragüense como musa, vistiéndola en vestidos fluídos, de diosa griega y uno que otro traje de lentejuelas y lamé.

Era un nombre que no iba separado de la palabra estilo durante estos años frenéticos. Protagonizó en varias ocasiones las portadas de revistas de moda, como Vogue, Vogue Reino Unido, Cosmopolitan y la de Andy Warhol, Interview, en la que posó varias veces ante el lente de este peculiar artista.

Además de permanecer en la escena de la moda, Bianca también era reconocida por ser una chica fiestera, siendo una de las más frecuentes en la selecta lista de personas que ingresaban a la discoteca más famosa de época, Studio 54, para bailar al ritmo de la música disco, acompañada, no solo de Warhol y su esposo, sino también de diseñadores como Halston y otras celebridades como Grace Jones, Cher, Elton John, Liza Minelli, Farrah Fawcett, entre otros.

Uno de los momentos más memorables de Bianca en Studio 54 fue cuando para su cumpleaños en 1977 apareció montando un caballo blanco. Apesar de lo que se piensa, Jagger desmiente,: “Yo no llegué montando un caballo a Studio 54, solo me monté en él (un rato) cuando ya estaba dentro”. El animal llegó a la discoteca como extravagante regalo a la modelo y actriz.

Tras descubrir las infidelidades de su esposo con la modelo de la época, Jerry Hall, Bianca se separó en 1978, en el mismo día de su boda. “Hasta cierto punto en mi matrimonio fui un pez fuera del agua. Nunca encajé en su mundo. El día de mi boda fue muy desconcertante, me di cuenta de que no iba a tener el control de mi vida. Mick es el colmo del machismo y en cierta forma mi divorcio fue una liberación. Aunque fue difícil; no habría querido que pasara”.

Para la década de los ochentas en adelante, dejó de lado la vida ostentosa de las fiestas para dedicarse a su verdadera pasión: la defensa de los derechos humanos y la diplomacia. Actualmente vive en Londres con su hija Jade Jagger y sus nietos, es embajadora de buena voluntad del Consejo Europeo, fundadora y presidenta de la Fundación de Derechos Humanos Bianca Jagger, miembro del consejo de liderazgo del director ejecutivo de Amnistía Internacional Estados Unidos y administradora de la fundación benéfica de Amazon. De todas maneras, se ve en uno que otro evento de moda, como en los últimos desfiles de Dior y en los Premios de la Moda de Londres en 2017.