La cultura Wayúu se toma el estilo citadino

Cortesía Totto

La cultura Wayúu se toma el estilo citadino

31 de marzo del 2019

Los colores en sus hilos son expresivos, vividos, y además narran cientos de historias con cada entretejido. Más que una actividad comercial que utilizan las mujeres Wayúu para sobrevivir ante los cambios, casi obligados, que trae la modernidad, es una labor de sus memorias ancestrales.

Las abuelas enseñan el arte del tejido como si de eso dependiera su comunidad, y quizás así sea. Ya que en el intercambio de colores que forman figuras interesantes y llamativas, están sus raíces, su pasado, su origen.

Hace ya varios años, esta comunidad indígena que habitan el departamento de La Guajira, han aprovechado el auge del turismo en esa región del país, para mostrar sus telas y costuras de alta calidad. Lo que ha generado un reconocimiento por las manualidades ancestrales y lograr que recursos se queden en sus pueblos.

Cortesía Totto

Ante esa tarea que han cumplido las mujeres Wayúu por su entrega al arte, la marca de maletas Totto, decidió crear una nueva colección: “Llevo con orgullo los colores de mi tierra”, inspirada en los tejidos de esta comunidad indígena y que además son ellas mismas, quienes crean cada morral, que hoy ya está disponible.

Es proyecto que ha permitido que 990 tejedoras pertenecientes a 102 comunidades ubicadas a lo largo de La Guajira hayan participado en la elaboración de los productos de esta colección y 743 familias hayan podido beneficiarse de los resultados de este proyecto.

La líder indígena que comanda este programa es María Cristina Gómez, quien en dialogo con KienyKe.com explicó todo el proceso para crear estas maletas bajo la marca de una empresa nacional.

“Nosotros queremos mostrar que existe una historia de una cultura de una comunidad indígena, queremos hacer presencia a través de estos productos y decirle a quien lo adquiera: se está llevando un legado cultural del país“, dijo María Cristina.

Cortesía Totto

Esta emprendedora desea que la gente conozca que en Colombia hay comunidades indígenas y que están abiertas a toda la diversificación. “Porque de esta manera es que nosotros podemos darnos a conocer. Con esto estamos preservando la tradición y hacer que se mantenga en el tiempo“.

No se trata de un morral cualquiera, es una pieza de alta costura digna de un stand de moda. Además de tener una carga cultural enorme. Cuenta María Cristina que para que una mujer Wayúu logre absorber los conocimiento del tejido deben pasar por un ritual llamado: el encierro.

“Es un rito que tiene nuestra cultura, donde cada vez que la niña le llega su primera menstruación es encerrada durante cierto tiempo. Semanas donde le enseñan todo el conocimiento cultural acerca de su desempeño como mujer dentro de la sociedad y también donde aprende todas las técnicas del tejido”, contó Cristina.

Cortesía Totto

Esta edición especial tiene 6 productos y 4000 piezas únicas que combinan el encanto de lo hecho a mano con el diseño que combinan la magia del diseño ancestral del tejido Wayúu con la calidad y funcionalidad de productos colombianos.

Cada producto está confeccionado con altos estándares de calidad; las piezas tejidas son a un solo hilo, lo que les da una consistencia más fuerte, compacta y sin nudos; con esta técnica cada tejedora puede tardar entre 20 días y un mes en la construcción de una sola pieza, lo que las hace únicas pues cada maestra las elabora combinando los colores y las figuras de la iconografía Wayúu según su cosmovisión, inspiración y estado de ánimo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO