Cindy es como el algodón de azúcar

Cindy es como el algodón de azúcar

8 de mayo del 2011

Cindy es una perra french poodle que vive en Yuca Valley, California. Su pelaje, a diferencia de la mayoría de los poodles, no es blanco ni negro, ni siquiera tiene manchas grises. Rosado, lila, verde fluorescente y toda la gama de azules, son algunos de los tonos que luce Cindy como si fuera un abrigo que cambia según la ocasión.

Su dueña, Sandy, es peluquera profesional de perros, y ve en Cindy a su musa y modelo. Ambas participan en concursos para estilistas y peluqueros de perros que van más allá de las expectativas de cualquier dueño que sólo quiere bañar y cortarle el pelo a sus perros. Ellos modifican en extremo al animal, los accesorizan y tiñen para convertirlos en animales de otra especie o creaturas fantásticas.

El pelaje de Cindy crece con una textura similar a la de un afro, y esto facilita que su dueña le corte el pelo como cuando un jardinero poda un pino, para darle forma y jugar con figuras particulares. Sandy también usa tinturas y diferentes elementos que complementan el atuendo de la perrita. Las técnicas deben ser cuidadosas. Estados Unidos es uno de los países que se caracteriza por tener leyes duras en contra de maltratadores de animales, al punto que no está permitido teñirle el pelaje a un animal de manera permanente.

Sandy no sólo ha sido ganadora de varios premios, sino que tiene su propio salón de belleza y página web donde muestra orgullosa las fotos que dan testimonio de su trabajo creativo. Cindy posa orgullosa, disfrazada como diferentes personajes y llena de colores y accesorios. La explotación animal no es un tema en este tipo de concursos, se descarta porque el premio más grande que se puede recibir es de mil dólares, y los concursos por lo general son escasos. El perfil de quienes compiten es más para demostrar el nivel de creatividad, y la mayoría de quienes participan son mujeres.

Dentro de las técnicas que usa Sandy están los tintes no permanentes en colores ácidos, como los que usan los punks, marcadores lavables y tiza mojada para colorear el pelaje. Elementos de tiendas de decoración comunes como telas, felpa, pompones, flores sintéticas y demás objetos que se puedan añadir al atuendo con facilidad. También recomienda el gel para el pelo y pegante escarchado como el que usan los niños, porque moldea, colorea, es lavable y no tóxico.

En cuanto a Cindy, Sandy asegura que la perrita es quien más disfruta. Según su dueña, si fuera al revés, jamás la obligaría a que lo hiciera. Pero al parecer Cindy es una modelo innata y ama posar ante las cámaras o desfilar frente a los jueces. El fotógrafo de animales Ren Netherland trabaja en equipo con Sandy para tener un portafolio con todos los disfraces diferentes que ha lucido Cindy durante su carrera como modelo de transformación perruna.


Haga clic sobre la foto para ver la galería.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO