Todo lo que debe saber para decolorarse el pelo

Todo lo que debe saber para decolorarse el pelo

25 de noviembre del 2018

Una forma de disfrutar la vida es reinventarse, probar cosas diferentes al pasar los años, ponerse en esas situaciones en las que nunca pensó estar. Para intentarlo, una idea puede ser cambiar de look, no solo pasar de usar pantalones a faldas, algo más radical como alterar el pelo, por ejemplo, intentar un color diferente. Cuando se trata de un tono en el que es necesario decolorar, estas son las reglas a seguir para lograrlo sin fallar en el intento.

Antes de hacerlo debe tener en cuenta que si se ha hecho algún trabajo o tratamiento químico en los últimos seis meses esto puede dejar residuos que alteren el producto final tras la decoloración.

Trate de que su pelo esté en la mejor condición posible antes de probar, ya que este procedimiento puede ser muy agresivo, por lo que se recomienda armarse de tratamientos, mascarillas y un buen acondicionador. Para las dos semanas antes a decolorarse procure aplicar una mascarilla cada dos noches.

Los cabellos castaños o más claros pueden ser tratados en una sola sesión, mientras que los más oscuros necesitan varias. “En realidad, el proceso depende del tipo de pelo, pero para la decoloración en un pelo virgen se necesitará comenzar por las puntas, dejando una raíz de aproximadamente dos centímetros. Dejar que el decolorante actúe hasta una hora y después decolorar las raíces para igualar el color”, dice Shannon Gallacher, colorista experta.

Asimismo, no decolore el pelo en el mismo día en que se lo lavó, el cuero cabelludo necesita protegerse con sus aceites naturales para no resultar tan lastimado.

Si va a decolorarse en una peluquería experta debe saber que es probable que deba ir en varias ocasiones: “Las raíces necesitan menos tiempo que las puntas, pues el calor de la cabeza acelera el proceso. Una vez que el pelo tiene un tono uniforme, el cabello es aclarado y matizado para ajustarlo al tono deseado, pero algunos tipos de pelo requerirán más de un servicio para lograr el color que se quiere”, explica Gallacher.

En caso de querer hacerlo en casa, utilice un decolorante de uso casero, infórmese de cuáles son las mejores marcas en el tema. Los polvos decolorantes son muy fuertes así que proteja sus manos todo el tiempo con guantes. Use toallas y sabanas para evitar manchar.

Mezcle el revelador y el polvo en la proporción deseada, por ejemplo, las mechas o rayitos necesitan menos decolorante en comparación a una decoloración completa.

Para una cobertura completa aplique el producto con una brocha, divida el pelo en diferentes secciones con ayuda de ganchos o pinzas, llegue lo más cercano a la raíz. A continuación, deje actuar por el tiempo indicado o deseado, al menos hasta tener un amarillo claro.

En caso de tener el pelo oscuro este procedimiento deberá hacerse en repetidas veces, deje pasar un par de semanas entre cada intento para no maltratarlo tanto.

Luego utilice el matizante que otorga el tono final, al terminar aplique una mascarilla hidratante para el pelo, muchas tinturas caseras vienen ya con ella.

Para cuidar el pelo después de haber decolorado debe hacer uso de una mascarilla hidratante y reparadora semanalmente, esto evita que se quiebre y se enrede. También utilice aceites capilares, como el de argán, perfecto para las puntas.

Se recomienda a las embarazadas no tinturarse el pelo durante la gestación, ya que la piel absorbe estos químicos perjudiciales para la vida del feto.

En caso de tener el cabello muy oscuro y querer un rubio platinado, es posible lograrlo gracias a una alta proporción de decolorante, pero se recomienda seriamente consultar un experto si quiere obtener el tono pensado.