B Capital y la fuerza de los desfiles de moda en Colombia

19 de octubre del 2019

Esto pasó en la quinta edición del evento.

B Capital, MAZ Manuela Álvarez

Foto: Andrés Lozano/KienyKe.com

En los últimos años se ha llevado una conversación que atañe a la industria de la moda, una que habla sobre uno de los aspectos que se están transformando, las semanas de la moda y todo lo relacionado con los fashion shows. En la actualidad se presentan como una experiencia que pueda sumergir al espectador y relacionarlo con la visión del diseñador, en vez de ser una presentación meramente sobre mostrar y comprar como sucedía en sus principios.

Así es como Inexmoda (Instituto que cumple 30 años de existencia en 2019) presenta B Capital, en comparación a las fashion weeks tradicionales que existen en Colombia, como Colombiamoda o Bogotá Fashion Week, este evento se muestra como la exposición del talento colombiano para aquellos que siguen de cerca el arte y la cultura nacional.

Hace unas semanas, Sebastián Díez, director de mercadeo de Inexmoda, hablaba con KienyKe.com sobre el ADN de B Capital,  “mostrar moda desde un punto de vista más cultural y profundo, en vez de la tendencia o lo que generalmente se aprecia desde una pasarela, contando una serie de historias que se mezclan con la música, la fotografía, el teatro, que se mezclan con performances distintos y disruptivos para hacer una puesta en escena de moda”.

Este interés resulta curioso al saber que mundialmente las principales semanas de la moda, en ciudades como Nueva York, Londres, Milán y París, se cuestiona la relevancia de los desfiles y si todavía tienen un poder que les haga atractivo, llegue al comprador y le haga comprar o simplemente adoptar el estilo mostrado en una pasarela.

Para 2019, B Capital llega con su quinta edición, en comparación a las pasadas, este año contó solo con dos días de exposición, 17 y 18 de octubre. Como cada año cambia de locación, este año el escenario fue el Hotel Tequendama, en el corazón de Bogotá.

KienyKe.com asistió a su último día y conversó con los tres diseñadores que presentaron sus más recientes colecciones, Diego Guarnizo, Manuela Álvarez y Diana Crump.

Foto: Andrés Lozano/KienyKe.com

Diego Guarnizo se presentó con su colección llamada ‘Epifanía’, un viaje colorido por la geografía colombiana pero con recuerdos coloniales y ancestrales. Esta es la primera vez que el diseñador se presenta en solitario en un evento de moda.

Guarnizo habló sobre el núcleo de esta colección, “Tiene 60 salidas, es una colección muy grande, como debe ser realmente. El trabajo textil es muy importante en una colección, es una historia de alguien que estaba aburrido en su mundo, pero decide lanzarse al agua, es un poco como la historia del lanzamiento de mi marca propia, no es que esté aburrido, es como reinventar una vida que se estaba manejando desde el esplendor”.

“El personaje se tira al agua, ve colores, atardeceres, en medio de eso ve unos monstruos marinos, luego al final de la indecisión ve la luz, y ve una nueva tierra, llena de algodones, mariposas, aves, y descubre lo más espiritual y lo más real de la vida misma que es volver al origen que es todo el tema de Chiribiteque”.

Foto: Andrés Lozano/KienyKe.com

“La mujer Guarnizo es de todas las edades, hay para teen como para señoras de edad adulta, pero no quiero encasillarlas, es para la mujer que se quiera sentir bonita, o que se quieran sentir cómodas, acá hay de todo, desde galas, hasta manualidades, blusas, pantalones, vestidos largos y cortos, vestidos de baño, chaquetería, lentejuelas, sedas, chifones”.

Es notable que este diseñador es un apasionado por su labor, además de mostrar una rango diverso de colores y texturas, mostró varios accesorios elaborados por diferentes grupos indígenas del país para darle una gran exposición a la artesanía colombiana. Diego Guarnizo tiene una visión idónea para el vestuario del trópico, dedicada para todas las mujeres que se identifican con esa estética.

Manuela Álvarez con su marca de moda, MAZ, regresó una vez más a B Capital, ella se ha hecho un nombre en la escena nacional, una de los elementos que la destaca en su constante dedicación para trabajar en compañía de artesanos colombianos, tratando de no rayar en la apropiación cultural.

Foto: Andrés Lozano/KienyKe.com

“Para ‘Aunque es de Noche’ (nombre de una de sus colecciones) todo empezó con la capsula Quilla Inti, significa el sol y la luna, porque viene de una etnia indígena, de Los Pastos, en Nariño, ellos tienen una comunidad, Hajsú, un grupo de tejedoras, cuando nos conocimos, hace como tres meses, nos contaron que toda su filosofía de basa en los opuestos, en los contrarios, en las dualidades, en los opuestos que se complementan, por eso Quilla Inti habla del hombre y la mujer, la tierra y el cielo, la oscuridad y el día, cuando hablamos con ellos nos inspiramos en una propuesta que hablara de la noche, o en el trascurso de que uno tiene que pasar por la oscuridad para iluminarse”.

“Eso viene desde ‘Primitiva’, el poema que hicimos con los artesanos del Valle de Sibundoy, que son CurArte, se llama ‘Iluminada es Quien Regresa a sus Raíces’, entonces tiene todo un puente de comunicación entre una colección y otra”.

Foto: Andrés Lozano/KienyKe.com

“Yo creo que si MAZ lo que ha logrado es que para nosotros este es el lujo americano, el lujo se trata de materiales de altísima calidad y de mucha artesanía, solo que la gente lo entendía cuando se hacían brocados o laces, o como un montón de cosas francesas o italianas, nosotros tenemos un montón de sabiduría ancestral, milenaria, que la gente la veía como si fuera poco más o menos porque nunca se dio la oportunidad de respetar”.

“Entre MAZ y Hajsú quisimos crear nuestra propia simbología, creamos un símbolo del útero, de la celebración femenina desde lo de adentro, generamos un símbolo que se llama las ‘fases de la luna’ que representa todas las fases que son parte de la naturaleza femenina, de ser cíclicas, y generamos uno último que se llama ‘el cuerpo’, que después de tanto tiempo de pelear contra nuestro cuerpo, contra nuestra sexualidad, llega un momento en el que nos liberamos y esto lo queremos celebrar”.

Álvarez se alió con Tanqueray para presentar esta colección, en la que también se interesaron por las mujeres en los tiempos de guerra en los años cuarentas, cuando el vestuario se volvió utilitario y esto se traduce a la sastrería tradicional, por la que también se reconoce a MAZ, dejando como resultado una colección en la que el outerwear es lo que más llama la atención, todo visto desde una perspectiva auténtica de Manuela como diseñadora y gracias a mezclas como el tejido en guanga y otros más convencionales como el paño”.

Para cerrar B Capital 2019, la marca encargada fue Atelier Crump en colaboración Chevignon, este medio también conversó con Diana Crump, creativa de la firma, para conocer un poco más sobre la experiencia:

“Mi marca lleva cinco años, casi todos los años hemos participado en B Capital con diferentes formatos, este año es muy especial porque es la pasarela de cierre, obviamente es una alianza que hicimos con Chevignon. Es un proceso realmente muy divertido, fueron ellos los que se acercaron y me propusieron hacer una colaboración. Siento que es una marca muy clásica que casi toda Colombia conoce. Ellos tenían ganas de por primera vez hacer una colaboración con un diseñador, y la verdad me sentí muy honrada”.

Foto: Andrés Lozano/KienyKe.com

“Ellos querían que nosotros le diéramos una interpretación nueva al denim, su fortaleza, y nosotros brindarles un saber de sastrería que es nuestro fuerte. Se dio una alianza muy natural, el tema de la calidad es súper importante para ambas marcas y es muy importante ver que esto no era la colaboración para bajar la calidad de un producto, o volverlo masivo, si no realmente para aprovechar saberes de ambas marcas y brindar un producto de alta calidad que será vendido en las tiendas Chevignon, escogieron las diez más top de la marca y serán vendidas a partir de mañana”.

“Fue increíble esa parte creativa, fueron muy generosos en darme total libertad de proponer algo, obviamente yo quería respetar su ADN, mi idea fue contextualizar esta leyenda Chevignon que llamo yo, es como esta idea que yo tengo, y siento que está en el inconsciente colectivo de lo que es la marca, es esta leyenda vaquera norteamericana y contextualizarla en Latinoamérica, especialmente Colombia, hacer un recorrido por el territorio a través de la naturaleza en la parte de estampados”.

Foto: Andrés Lozano/KienyKe.com

“Van ver algo más colorido de lo que generalmente se ve en Chevignon, le da unos acentos de color que siento que lo hacen vibrar más, el estampado, le dimos esa novedad, a través de tres estampados muy icónicos, uno hablando de las bananeras, todas las plantaciones de Colombia, otro que habla de los borracheros, las flores divinas que caen, mágicas para muchas culturas indígenas, y un tercer estampado que fue una colaboración un artista colombiano que se llama Tahuanty Jacanamijoy y con él hicimos un print que es un churupo, un mico del Amazonas”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO