El boom de las cirugías plásticas para lucir bien en selfies

El boom de las cirugías plásticas para lucir bien en selfies

16 de junio del 2014

Las redes sociales siguen transformando la forma de comunicarnos y la manera de percibimos. Este es el caso de los selfies, un fenómeno social con impacto en el mercado de las cirugías plásticas, de acuerdo a un artículo publicado por The Week.

Un estudio reveló que cada día se toman más de un millón de selfies, el 36 por ciento de quienes las toman aceptan que han alterado su imagen con ayuda de Photoshop.

Triana Lavey

Triana Lavey gastó 15 mil dólares en cirugías e inyecciones de botox por la obsesión con su imagen.

De acuerdo al cirujano John Borkowski, consultado por The Week, cada vez más personas se hacen cirugías para verse mejor: “Se trata del ideal que los medios de comunicación social están impulsado”.

Los procedimientos quirúrgicos cosméticos en Estados Unidos aumentaron un 6,5 por ciento desde 2012 hasta 2013, según la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética . Y los inyectables, como el botox, se incrementaron en un 21 por ciento durante ese mismo periodo.

Lea también

Los selfies de los famosos

Ella registró en Instagram su batalla contra la anorexia

“Las plataformas sociales como Instagram, Snapchat, y la aplicación para el iPhone Selfie.im, que se basan en imágenes, hace que los pacientes sean más autocríticos con su propia imagen. Estas imágenes son a menudo las primeras impresiones  para buscar amigos potenciales y relaciones románticas,y nuestros pacientes quieren poner su mejor cara” dijo el Dr Edward Farrior, presidente de AAFP.

Cirugia plastica

En la red hay tutoriales para salir bien en selfies pero casos como el de Triana Lavey demuestran que la obsesión por lucir bien puede llegar al extremo. Lavey, de 38 años,  gastó más de 15 mil dólares en cirugía plástica para lucir bella en sus fotos. La fanática de las selfies se operó la barbilla y la nariz.

“Ahora tengo la cara que siempre quise tener. Me parezco a mí misma, pero con Photoshop”, declaró Triana.

Triana argumentó que la imagen que tenemos en las redes sociales es tan importante como nuestra reputación en la vida real.  Ahora Triana cuenta que se siente más segura cuando interactúa en las redes sociales y también en persona.

Amanda Bynes

Los expertos calificaron a la obsesión por tomar selfies como un trastorno mental para compensar la falta de autoestima.