Expertos en comprar ropa

Expertos en comprar ropa

21 de marzo del 2011

Nacieron ya hace más de veinte años en Nueva York, con más exactitud en Wall Street. En los pasillos de la bolsa más poderosa del mundo se sentía un afán de unir el poder con el verse bien. Pero al tener en cuenta el adagio que cita “el tiempo es oro”, nadie contaba con este factor para algo semejante.

Fue entonces cuando surgió entre los grandes almacenes la idea de contratar expertos en moda para que fueran a estas oficinas e hicieran propuestas de vestuario básicas a los ejecutivos, para su día a día, con un resultado excelente.

Es ahí cuando se da a luz al personal shopper, quien es la persona que se encarga mediante un pequeño estudio, ya sea personal o mediante un test vía e-mail, en la comodidad de nuestra casa u oficina, buscar el atuendo ideal para nuestra  personalidad o cargo.


Consuelo Guzmán tiene la experiencia para decir que tener un Personal Shopper se ha convertido en una necesidad.

Así como existe una diferencia entre oír y escuchar existe una gran diferencia entre mirar y observar. Muchos de nosotros  cuando  vamos a un almacén  nos dejamos llevar por el término moda, sin tener en cuenta que no está diseñada para todo el mundo. Hay que recordar que la moda pasa, pero el estilo prevalece. Es cuando queremos engañar el espejo y creemos que todo se nos ve bien –colores, texturas, cortes, diseños y matices–. Hoy en día nuestro mejor espejo es un consultor en imagen o personal shopper, que nos dirá qué se nos ve bien o mal, en cuanto a qué look favorece nuestra personalidad o nuestro cargo a desempeñar.

En Colombia ya existe este sistema. Ya no hay en el país un político, cantante, empresario o mujer ejecutiva, que no acuda a este servicio. Pero ¿cómo dejar de ver a los personal shoppers inalcanzables? ¿Cómo verlos como una necesidad a gritos y no como un lujo?

Consuelo Guzmán, reconocida personal shopper de Colombia en Madrid, afirma que en el tiempo actual es una necesidad contar con asesoría profesional para tener una imagen que sea el reflejo de nuestra personalidad y de lo que queremos proyectar. No hay espacio para una segunda impresión, por eso se debe trabajar en la construcción de una imagen sólida de la mano de un profesional que nos guie. Por eso, a la hora de presentar una entrevista de trabajo hay que tener en cuenta que lo primero que proyectamos es un 70% físico, más que cualquier otra cosa.


La directora de BH Consultoría, Piedad Maya.

Guzmán resalta que no hay un público en particular. Amas de casa, divorciadas, adolescentes, hombres que trabajan en el ámbito empresarial, con el gobierno o ejecutivas. Lo primordial es que quieran cambiar o construir su imagen.

Cabe resaltar que es una carrera con mucho estudio, que no es un tema empírico, la rigurosidad o metodología que da la academia hace que los procesos sean más efectivos y logren su objetivo.

Alejandra López es una ingeniera que contrató los servicios de BH Consultoría en imagen para que la guiaran en la imagen que tenía que proyectar para su nuevo cargo. López asegura que fue la mejor y más certera decisión que pudo tomar, porque recibió consultoría personalizada en ropa, colorimetría, visajismo, fondo de armario, look y compras.

Los precios están al alcance de todos los estratos, porque hay paquetes básicos desde $200.000 hasta $2’500.000.

BH Consultoría en imagen asegura que de un 70% a un 90% de la ropa que hombres y mujeres tienen en su closet, a la hora de contratar este servicio se convierte en descarte.

En nuestro país es una necesidad contar con los servicios de un personal shopper, ya que personajes públicos hacen gala  del desaliño, si no miremos un poco alrededor de ellos:

El alcalde Samuel moreno, que se quedó congelado en el tiempo con su vestir, recuerda al niño que tiene la pinta ideal para hacer la primera comunión. Eso sin contar la colección de manillitas que decoran su muñeca.


El 70% de la ropa de los closets de quienes acuden a un Personal Shopper, es basura.

Sugerencia: saber sacar provecho de su estatura y tener en cuenta que traje de corbata no pega con manillitas de adolescente universitario.

El candidato a la alcaldía de Bogotá Enrique Peñalosa me hace recordar la típica expresión de las abuelas cuando veían una persona muy alta de contextura gruesa y con ropa dos tallas más grande: acabachiros.

Sugerencia: los pantalones se ponen al nivel del hueso de la cadera, no al nivel del ombligo, y que está de moda usar camisas sin corbata, pero sin mostrar el vello del pecho.

Piedad Córdoba recuerda a la novia del Pato Donald, Daisy. Esta linda patica siempre será recordada por sus prominentes pestañas. La cuestión es que las de Daisy eran naturales, o por lo menos bien puestas.

Sugerencia: la naturalidad está de moda hoy más que nunca, cuando una mujer tiene ojos expresivos no es necesario resaltarlos más de lo debido, y cuando se hace uso de las pestañas una a una –postizas– se deben saber poner y no dejar grumos de pegante a la vista.

Cecilia López quiere ser una mujer fresca, pero termina por imitar a una adolescente. Un corte de pelo que llama mucho la atención, acompañado de un color muy llamativo, un maquillaje muy enmarcado en los ojos, una tonalidad de uñas sangre de toro, con una chaqueta en paño roja y además con escote algo pronunciado, no hace juego. ¡Para nada! Esto sin mencionar una cartera que parece equipaje de mano. ¡Muy recargado!

Sugerencia: contrate a un personal shopper.


Los hombres al igual que las mujeres necesitan ser asesorados.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO