Fama e infamia de la farándula criolla

Fama e infamia de la farándula criolla

2 de marzo del 2011

Las estrellas de Hollywood saben de la importancia de crear una  imagen impactante en la mente del público, por fuera de los papeles que las llevaron a ser nominadas o invitadas al evento de farándula más importante del mundo. Cada actriz es una marca, y por eso la alfombra es el mejor lugar para generar recordación y posicionamiento. ¿Recuerdan a Demi Moore en la alfombra roja de los Oscar de 2010? En Colombia aún estamos lejos de ese nivel, pero hay varias mujeres que han entendido a plenitud la trascendencia de dejar huella, buena o mala.

Las cinco peor vestidas

Rosemary Bohórquez (Tv y Novelas 2010).

Habría que remontarse a Raquel Welch en Hace un millón de años (1966), de Don Chaffey, para encontrar una de las mejores manifestaciones del atuendo salvaje de inspiración ‒y confección‒ animal. Espero de corazón que este corset no vaya a tener semejante impacto en la iconografía colombiana y sea borrado de la memoria colectiva, no vaya a ser que alguien algún día lo considere un punto de referencia.

Marbelle

Entre más alto llegue un artista en su carrera, más atención debe poner en cómo se presenta al público y qué comunica a través del atuendo. La intención de Marbelle era verse sexy. Válido. ¿Qué mujer no quiere hacerlo? Pero esa no es la forma, logra el efecto contrario. ¿Recuerdan a las secretarias que se embuten entre minifaldas que parece que fueran a estallarse en cualquier momento? Bueno, así es la versión sobre la alfombra roja.

Margarita Ortega (Tv y Novelas 2010)

Para escoger un vestido, sobretodo uno para una ocasión muy importante, hay que tener en cuenta varios factores: diseño, material, color, ajuste, decoración, proporción, confección y apariencia general. Ese “algo”, que es extra, hace que usted luzca inolvidable. El vestido de Margarita Ortega es un ejemplo perfecto de todas las cosas que no se deben hacer. Tomen nota. Un truco del modelaje: si no va llevar brassier, use microporo, por si le da frío.

Jenny Osorio ( Tv y Novelas 2010)

Hay que prestar más atención a los acontecimientos en la moda. La televisión, internet y las revistas hacen una gran labor de comunicar y mostrar imágenes de mujeres bien vestidas, de pasarelas nacionales e internacionales, con el interés de educar a la gente para que logren una mejor apariencia. Si va a ir a la entrega de unos premios, por favor haga una investigación antes de decidirse por un vestido, no sea que escoja un modelo y color que pudo haber funcionado en 1996.

Andrea Echeverry (Premios Shock 2010)

Andrea Echevery y Los Aterciopelados irrumpieron en la escena musical bogotana a principios de los años noventa con una propuesta original y autóctona. Las referencias que hacían a la cultura popular colombiana la rescataron y dignificaron. Eso hace ya cerca de veinte años. Vestirse casi como una india guambiana para la entrega de unos premios no representa nada de lo anterior, y sí se asemeja más a un mal chiste que a una proclamación.

Las cinco mejor vestidas

Belky Arizala (Tv y Novelas 2010).

Es arriesgado usar un vestido corto y negro para la alfombra roja. Rara vez sale bien. Este es un buen ejemplo. La proporción es la correcta, al igual que el material. La construcción del cuello y el “recogido” resaltan la sonrisa. La cartera juega muy bien con el detalle de las flores en el vestido.

Indira Serrano (Tv y Novelas 2010).

Cuando se tiene la figura y gracia de Indira no hay que demostrarlas a cada momento. El vestido insinúa la silueta, pero le presta fluidez y ligereza. Se le siente la comodidad y la tranquilidad de haber hecho bien la tarea. Me recuerda las mujeres de Alma Tadema. En paz y armonía.

Sofía Vergara (Golden Globes 2011).

¡Bravo! Muy inteligente Sofía Vergara. Al usar este vestido se distancia del papel que la llevó a una nominación a los Golden Globes. No es la bomba latina sexy, el cliché. Es, en definitiva, la bomba sexy. Elegante, altiva y distinguida, tiene todos los atributos para conquistar el mercado más exigente.

Paola Turbay (Premios MTV 2009).

De clara inspiración rockera, negro y plateado, este vestido no podría ser más apropiado para una entrega de premios de la música. Le da a Paola un aspecto rebelde-elegante difícil de lograr.

Carolina Gómez (Cromos 2011).

Otro vestido corto y negro, un clásico, esta vez en encaje. Carolina logra hacerlo ver moderno y actual llevándolo más corto de la apropiado. Su figura se lo permite, y con mangas largas para un contraste balanceado en las proporciones. Se ve sexy pero seria, no está jugando, sabe qué quiere.