Jackie, Oh La La

Jackie, Oh La La

19 de mayo del 2011

Jackeline Bouvier Kennedy ha sido una de las mujeres que más han influenciado a La Casa Blanca. Tal vez su aporte no pueda verse en documentos, leyes o decretos, pero su poder como Primera Dama la presentó como un elemento de belleza, distinción, arte, cultura y buen gusto.

A mediados de los sesenta, la imagen de Jackie Kennedy impactó desde que se casó con el presidente 35 de Estados Unidos. Su postura erguida, gracias a su afición por el ballet, su conocimiento estético y su marcado gusto por la moda, hicieron que La Casa Blanca se llenara de glamour. Años después, cuando enviudó y se casó con Aristoteles Onasis, desarrolló una libertad y sentido propio en términos de estilo, que se convirtió en ícono.

Jackie creció en Francia, por eso su cercanía con la moda. Dior, Chanel y Givenchy la vestían, pero sus raíces estadounidenses prevalecieron y por eso escogió al diseñador estadounidense Oleg Cassini, uno de sus mejores amigos y quien la aconsejaba para cumplir sus directrices. Valentino fue otro de los grandes favoritos, vistió modelos del diseñador cuando murió John Kennedy y cuando se casó con Onassis.

El estilo de Jackie fue muy diferente al de las demás Primeras Damas que habían pasado por La Casa Blanca. En sus vestidos predominaba el corte en A, su collar de perlas de tres hileras y su sombrero pillbox. Antes de ser Primera Dama, Jackeline Bouvier había sido calificada para ser practicante de la revista Vogue.

Se dice que recién trasteados a La Casa Blanca, Jackie tuvo que pasar una noche sola, porque su esposo le dijo que debía usar el mismo juego de joyas que se había puesto la noche anterior. Con horror, la Primera Dama tuvo que hacer entender a John Kennedy , que eso no era aceptable y que debía ser fiel a sus principios de individualismo y estilo propio.

Los elementos claves de Jackie O

El sombrero pillbox.

Guantes hasta la mitad del brazo.

El collar de perlas.

La cartera Hermés.

El pelo bouffant o corte burbuja.

El vestido Red Flaire.

Las gafas enormes.

Las pañoletas.

El Cartier Tank.

La cartera Jackie de Gucci.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO