Joven como un vampiro

Joven como un vampiro

16 de abril del 2011

El plasma es una técnica antiedad a base de células madre y que sin necesidad de un bisturí deja ver los primeros resultados en diez días. Actrices de Hollywood como Angelina Jolie, Nicole Kidman y Penélope Cruz, incluyen este método en sus hábitos de belleza. El secreto de la eterna juventud está en su propia sangre, es decir, en el poder reconstructivo de las células madre. El procedimiento se usa en cicatrices, líneas de expresión, acné juvenil, arrugas y estrías. Los cambios en la piel van desde 90% hasta 99% en sólo tres meses.

El método consiste en extraer sangre del paciente para obtener las plaquetas, es decir, las células encargadas de la reparación de los tejidos, que funcionan como un estimulante para regenerar la piel. El Plasma se le devuelve al paciente potencializado con vitaminas y aminoácidos. Se le inyecta de manera superficial al paciente, y el dolor es mínimo. De esta manera, el tejido se regenera y los primeros cambios se ven en el color de la piel, en el brillo y en la desaparición de las arrugas finas. En algunos pacientes los cambios se ven en una semana.


El tratamiento tiene como objetivo regenerar el tejido por medio de células madre.

El proceso tiene un protocolo de tres sesiones que se aplican cada treinta días. “El tratamiento no supera un valor de dos millones de pesos y no ha presentado efectos secundarios en los pacientes y se puede repetir las veces que sean necesarias”, dice el doctor Juan José Pimiento, del Centro Médico de Terapias Alternativas y Farmacología Vegetal.

Los estudios comenzaron en Francia en los años ochenta por parte del médico Pierre Fournier, conocido como el papá de la liposucción. Las primeras pruebas se las hicieron a caballos de carreras, animales que ya habían terminado su ciclo de competencia y tenían lesiones en sus ligamentos y huesos. El experimento tuvo éxito, los tejidos se regeneraron. Al poco tiempo se aplicó a los seres humanos con los mismos resultados. Sin embargo, la técnica llegó al país sólo a finales de los años noventa, y en la estética está vigente desde hace cuatro.


La actriz Susan Summers es una de las celebridades que incluyen en sus cuidados la técnica del plasma.

El Plasma tiene más de cuarenta aplicaciones y se puede usar desde los trece años de edad. También se usa en pacientes con artritis y artrosis, en postoperatorios, en reconstrucciones odontológicas, atletas profesionales y oftalmología, donde algunos casos se ha evitado el trasplante de córnea.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO