La súpermodelo de diez años

La súpermodelo de diez años

9 de agosto del 2011

La nueva súper modelo se llama Thylane Rose-Lena Blondeau. Su cara es una mezcla perfecta entre Brigitte Bardot y la modelo rusa Natalia Vodianova, y su fama reciente se debe a un editorial de moda que se ha comentado en todas partes. En la foto principal Blondeau sale recostada sobre una cama con sábanas de leopardo acompañada de dos conejos. Luce un vestido de lamé dorado, escotado hasta la cintura y tacones altísimos de Jimmy Choo para resaltar sus piernas. Joyas de Van Cleef and Arpels, manicura, labial, sombras, rubor, pestañina y delineador perfeccionan el atuendo. La escena fue puesta en escena para la revista Vogue de enero de este año y ha causado gran conmoción porque Thylane Rose-Lena Blondeau tiene apenas 10 años.

La controversia fue desatada por el periódico británico The Daily Mail. El Reino Unido está haciendo sus mayores esfuerzos para no convertir a los niños en objetos sexuales en los medios de comunicaciones con el fin de luchar contra la pedofilia. Varios expertos en el tema han declarado que aunque al parecer Thylane es una niña con un hogar sano y una infancia normal, la forma como se presenta ante los demás no es adecuada para una niña que ni siquiera es adolescente.

Thylane lleva modelando desde los cinco años y está ligada a los medios gracias a sus papás, el futbolista Patrick Blondeau y la presentadora de televisión Veronica Loubry. La fotógrafa Dani Brubaker ha sido una de las que más ha retratado a la mini modelo, y muchas de sus fotos también hacen parte de la controversia. Blondeau no siempre sale maquillada y vestida como un adulto, a veces solo usa jeans y camiseta; sin embargo, el lenguaje corporal y la mirada lasciva bien estudiada hacen que su trabajo sea diferente al de otras niñas que también aparecen en campañas publicitarias y en editoriales de moda.

Blondeau se desenvuelve como una avezada modelo. Muchas modelos adultas no logran perfeccionar muchas de las técnicas que esta niña ya maneja a la perfección. En repetidas ocasiones, Blondeau aparece con el torso descubierto o con los pantalones por debajo de la cintura. Los labios abiertos levemente y los ojos con esa mirada vacía y penetrante que tanto adoran los fotógrafos de moda. Brubaker se comunicó con una de las páginas de Internet en las que se ha criticado la corta carrera de Blondeau, y pidió el favor de que bajaran las fotos que eran de su autoría. Las únicas fotos de Blondeau que no le pertenecen a Brubaker son las del editorial de Vogue.

Brubaker se defiende frente a la controversia alegando que su crianza se dio dentro de la cultura nativa americana, donde le enseñaron a ver a los niños como seres sagrados que merecen desarrollarse y expresarse libres. Veronica Loubry escribió hace unos días a la página oficial de Blondeau, comentando que el sitio iba a cerrarse por un tiempo debido a un asunto relacionado con unas fotos de Blondeau que alguien había publicado en un blog. Según la mamá de la mini modelo, Blondeau es muy pequeña para entender el escándalo, y Loubry quiere protegerla de los comentarios que pueden herirla.

Muchos se preguntan: ¿cómo no protegerla de lo que ya se ha hecho? Parece que nadie se acuerda de Brooke Shields haciendo de prostituta en la película Pretty Baby, e incluso la foto en la que aparecía desnuda y aceitada en un jacuzzi, que fue exhibida en el Modern Tate de Londres hace muy poco. Aun así, la industria de la moda parece vivir el auge de las modelos jóvenes. Este es el caso de Hailee Steinfeld, de 14 años, quien es la imagen de Miu Miu, o de Elle Fanning, de 13, la nueva cara de Marc Jacobs.