Las mejor y peor vestidas de los Golden Globes

Las mejor y peor vestidas de los Golden Globes

17 de enero del 2011

La alfombra roja de los Golden Globes es uno de los primeros eventos del año donde los actores y actrices de Hollywood se esmeran por lucir bien. Semanas antes a la premiación, la prensa y los blogs especializados especularon acerca de los vestidos de  las actrices. Natalie Portman –nominada a mejor actriz por la película The Black Swan‒, Angelina Jolie – también nominada a mejor actriz‒ o Sofía Vergara ‒nominada a mejor actriz de reparto  en una serie de comedia‒. No hay que olvidar el revuelo mediático que causó el tweet de la barranquillera, con foto incluida, donde decía que ningún vestido le entraba.

Las celebridades llegaron en sus limosinas una hora antes de empezar el evento. Una de las primeras fue Kelly Osbourne, la hija del legendario cantante Ozzy Osbourne, quien con varios kilos de menos fue una de las presentadoras oficiales del Fashion Police, de la cadena E! Entretainment Television. Su vestido negro de un sólo hombro y con un corte asimétrico color piel, diseñado por Zac-Posen, fue uno de los más aplaudidos por los expertos.


Semanas antes de la premiación, la prensa especuló sobre los vestidos de Angelina Jolie, Sofía Vergara y Natalie Portman.

Zac-Posen y el color negro y piel fueron la elección de varias en la alfombra roja de la versión número 68 de los Golden Globes. Otra que se inclinó por el diseñador estadounidense fue la actriz de Desperate Housewifes Eva Longoria. Su vestido negro con pequeñas mangas, escote en forma de rombo y cola ancha, le dio un look dramático y elegante que le valió un puesto en las listas de las mejores vestidas.

Otras en ese escalafón fueron Sofía Vergara, quien lució un vestido rojo con una faja negra ceñida al cuerpo, diseñado por Vera Wang; Angelina Jolie, en uno verde esmeralda, de Versace; Natalie Portman, de rosado, por Víctor & Rolf; Anne Hathaway se fue de dorado y se vistió con un diseño de escote profundo en la espalda, creado por Armani; January Jones, la actriz de Mad Men, causó revuelo con su revelador traje rojo de Versace, y Julie Bowen, compañera de set de Sofía Vergara, recibió elogios a su vestido color champaña, también de Versace.


January Jones causó revuelo con su revelador traje rojo y Anne Hathaway.

Las menos afortunadas y en las que los críticos coincidieron en poner en la sección de las peores vestidas fueron: Helena Bonham Carter, con un Vivianne Westwood que parecía un disfraz. Los zapatos de color diferente –uno verde y el otro rojo‒ sólo ayudaron a que se viera aún más ridícula. Pero muchos le perdonan el desliz a la esposa del director Tim Burton, porque ella siempre se ha caracterizado por ser una mujer diferente y original a la hora de vestir.


Helena Bonham Carter, con un vestido de Vivianne Westwood y los zapatos de diferente color.

Tilda Swinton fue otra de las que confundió en la alfombra roja. Fiel a su imagen andrógina, se puso una camisa blanca de manga larga con un faldón largo amarillo de la colección de primavera 2011 de la diseñadora Jil Sander. Jennifer López, de blanco, fue criticada por la ruana transparente con piedras brillantes, que se puso encima de su vestido. Christina Aguilera, con varios kilos de más, no atinó con el vestido de encaje negro y piel de Zuhair Murad. Tampoco lo hicieron Julianne Moore con el vestido magenta de una manga abombada diseñado por Lanvin; ni el corsé con falda de tul, diseñado por Nina Ricci, que se puso Halle Berry.


Christina Agulera, Tilda Swinton y Julianne Moore fueron algunas de las más criticadas por sus vestido.

Como en todos los eventos importantes, siempre hay personajes en los que los expertos no se ponen de acuerdo. Para unos fueron las mejores vestidas y para otros las peores. Este año en esa lista estuvieron Scarlett Johansson, de color piel en un traje de Elie Saab, y Sandra Bullock, vestida por Jenny Packham. Johansson recibió más malos comentarios por el peinado que críticas por el vestido. Muchos dijeron que parecía recién levantada. Las burlas contra Bullock fueron por su capul. A unos les gustó y otros comentaron que tal vez fue demasiado.

La actriz australiana Nicole Kidman, quien llegó acompañada de su marido Keith Urban, no deslumbró, como siempre. La consideración general fue que el blanco no era el indicado para su piel y que la cinta en la cintura hacía que se le viera un poco de barriga.


Nicole Kidman y Sandra Bullock.

Pero las mujeres no son las únicas bajo la lupa. Los hombres mejor vestidos de la gala fueron Alec Baldwin, quien se fue por lo seguro con un smoking negro clásico y Johnny Depp, quien fue fiel a su estilo desparpajado y se puso un traje negro pero sin el corbatín. El cantante Justin Bieber estuvo acorde a su edad, con un traje negro que acompañó con tenis.


Alec Baldwin y Johnny Depp fueron los mejor vestidos de la noche.

Y, en lo que a parejas que deslumbraron la alfombra roja, están Michael Douglas –recuperado de su cáncer de garganta‒ y su esposa, la galesa Catherine Zeta-Jones. Los otros que se llevaron todos los aplausos fueron Brad Pitt y Angelina Jolie.


Michael Douglas y Catherine Zeta Jones y Brad Pitt y Angelina Jolie  se llevaron todos los aplausos en la alfombra roja.

Esta premiación a lo mejor del cine y la televisión es un abrebocas de lo que se verá en los Oscar en marzo de este año, y en donde las que se equivocaron tendrán una segunda oportunidad sobre la tierra para enmendar su error.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO