Lentejuelas: la tendencia que llegó para quedarse

11 de diciembre del 2017

Esta es una tendencia que se ajusta a la temporada de fiestas.

Lentejuelas

Diciembre es el mes estrella de todo el año. Naturalmente, es cuando se presentan las fiestas más importantes, en las que además de permitir reunirnos con nuestros seres queridos, nos sirve como excusa para vestirnos un poco más elegante, explayarnos con glamour y estilo, añadir un poco de extravagancia en los looks que planeamos para cada una de estas emotivas reuniones. Para eso, puede que sea algo notable, pero si hay una tendencia perfecta de la temporada, son las lentejuelas.

Cortesía: ZARA

Las lentejuelas, son estas planchas o laminas metálicas que van cosidas a las telas utilizadas en vestidos hasta en los bolsos. Como un breve contexto, los decadentes años veinte, en compañía de personajes como la gran estrella Joséphine Baker, que animaba y entretenía los centrales espectáculos tanto en los Estados Unidos como en Francia y otros países europeos, generaron atracción en las personas por su música, haciendo que cada una de sus noches resaltaran por su estilo danzante.

Por ejemplo, las mujeres querían que sus atuendos fueran de acuerdo con los ritmos que bailaban, cuentas, flecos y lentejuelas que las hicieran lucir como ninfas de la danza.

Cortesía: ZARA

Así, la tendencia se fue desplazando como bordados deslumbrantes a través de las décadas del siglo XX, sobre todo en los setentas y ochentas, cuando tuvieron aún más auge. Al llegar al siglo XXI, en algunos momentos, donde la estética minimalista estuvo más presente, las protagonistas de la noche dejaron de brillar, como principios de la década de 2010, pero ahora, en 2017, han hecho su triunfal regreso.

Cortesía: ZARA

Gracias a marcas o casas de lujo que responden a la industria de la moda, como Prada, Saint Laurent, Gucci, Marc Jacobs, Tom Ford o Louis Vuitton, las lentejuelas han llegado a todas las tiendas para reclamar su puesto en los guardarropas de las personas alrededor del globo terráqueo. Esto es algo evidente en marcas fast fashion más accesibles como Mango, H&M o la española, Zara.

Cortesía: ZARA

De gran o pequeño tamaño, doradas, plateadas a tonalidades tornasol, negras para los gustos más sobrios, o las que cambian de color al pasar la mano. Estas versiones se aplican en abrigos, vestidos, faldas, incluso zapatos, para que usted no pueda resistirse y se rinda ante la tentación. Para llegar a una fiesta y se robe la noche como una bola disco, solo evite incluir accesorios que recarguen el resto del atuendo, escoja joyas que sean más sencillas en comparación a la ropa que se usa.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO