Madonna consigue la última portada de Vogue Italia

1 de agosto del 2018

Madonna celebra su cumpleaños sesenta con la portada de agosto de Vogue Italia.

Madonna

Hace ya varias décadas que Madonna Louise Veronica Ciccone se posicionó como la reina del pop, lo que quiere decir que logró un estatus que no es superado por ningún representante de la cultura popular, así sigue siendo aunque pasen los años, su influencia se ve demostrada en varios elementos actuales. Ahora, celebrando un nuevo importante momento en su vida, la artista cumple 60 años de vida el siguiente 16 de agosto, por lo que Vogue Italia quiso hacer honor a su impecable carrera a través de su portada de agosto.

Madonna y Vogue Italia tienen una larga historia juntos, desde principios de los noventas cuando la chica material protagonizó la portada de febrero de 1991 fotografiada por Steven Meisel, a tener la última portada editada por Franca Sozzani (editora jefe) antes de morir, para febrero 2017, fotografiada por su amigo, Steven Klein.

Ahora la ambición rubia logra otra portada para una de las versiones más influyentes de Vogue, esta vez fotografiada por el dúo dinámico de Mert Alas y Marcus Piggott. La edición de agosto de 2018 cuenta con dos portadas, Madonna aparece vestida de la marca parisina Saint Laurent en ambas tapas mientras que la locación es la finca Herdade do Perú, originaria del siglo XVIII, ubicada en el parque nacional de Arrábida, a unos 30 kilómetros de Lisboa.

Vogue Italia, teniendo en mente el cumpleaños 60 de la reina del pop, quería hacer un recuento de los logros en su carrera, pero Madonna se mostró muy firme mencionando que no quiere hablar del pasado.

“Es la historia de una nueva vida, su traslado a Portugal para ayudar a su hijo David a jugar fútbol – es increíble pensar en Madonna como una mamá del fútbol”, comenta Emanuele Farneti, editor jefe de la revista.

De esta manera, lo que se pretende es abordar la vida de M en Portugal, donde está viviendo hace un año en compañía de seis de sus cuatro hijos, David Banda y Mercy James de 12 años de edad y las gemelas Stella y Estere de cinco.

En la entrevista de Vogue Italia, el periodista Xerxes Cook le pregunta a la interprete de Like a Prayer qué la llevó a mudarse de Nueva York al país europeo, ella responde, “El fútbol. Mi hijo David, que cumple 13 el 24 de septiembre, ha querido jugar profesionalmente por años. He estado desesperada por entrarlo a las mejores academias con los mejores entrenadores, pero el nivel de fútbol en Estados Unidos es mucho más bajo que en el resto del mundo. Vi esta frustración y también sentí que era un buen momento. Sentí que necesitábamos un cambio y quise salir del país por un minuto – como sabes, este no es el mejor momento de Estados Unidos – no es que dejarlo haga que las cosas sean diferentes o cambie algo. He vivido en otros lugares; viví en Londres por diez años. Me gusta ponerme en situaciones incómodas y tomar riesgos”.

Entonces, si tienen la oportunidad de ver la historia creada por Vogue Italia en compañía de Madonna, en la que ella prácticamente estilizó todo, se le puede ver alejada de su imagen sexual y polémica, registrando un ángulo más íntimo, maternal y sincero de esta importante figura popular. Esto se puede ver como un abrebocas antes de que la cantante lance su próximo álbum de estudio, número catorce, del que todavía no se conoce el nombre ni la fecha de estreno.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO