Marc Jacobs invita a Miley Cyrus a la pasarela

12 de febrero del 2020

El diseñador cerró la Semana de la Moda de Nueva York.

Marc Jacobs

YouTube

En estos momentos una de las conversaciones que se llevan a cabo en el mundo de la moda es aquella que pretende responder la siguiente pregunta: ¿Es la Semana de la Moda de Nueva York relevante?

Este evento inició la semana pasada y terminó este 12 de febrero, marcando el inicio del mes de la moda que enseña las colecciones de la temporada Otoño – Invierno 2020/2021. La pregunta sale a flote teniendo en cuenta que muchos dicen que pasa por desapercibida y ha perdido emoción, por lo que resultaría razonable que algunos diseñadores estadounidenses lleven sus shows fuera del país, como es el caso de Jeremmy Scott.

Pero si hay un salvador de este momento neoyorquino es Marc Jacobs, la verdadera estrella del diseño americano, que temporada tras temporada se encarga de cerrar la Semana de la Moda de Nueva York con un tremendo highlight.

Para su más reciente colección, decide presentarla de nuevo en el Park Avenue Armor. El show inició sobre una gran nota, Jacobs invitó a la reconocida y rebelde bailarina, Karole Armitage, para orquestar una coreografía que aunque pareciera caótica, combinara con la simpleza y refinamiento de las prendas que fueron mostradas sobre la pasarela.

Armitage fue la encargada de abrir el espectáculo, con sus despreocupados movimientos tradicionales. Tras ella inició un momento que es digno resaltar en la moda contemporánea, ya que Jacobs se afianza en lo que mejor sabe hacer, recordar estéticas pasadas y encajarlas en la moda actual.

Asimismo, es claro cómo su propuesta resulta fresca a pesar de llevar casi treinta años de trayectoria. Los bailarines que se entremezclaban con las modelos, que corrían y bailaban o de repente se detenían, parecían construir una escena igual de atractiva a la ropa, vestidos en minifaldas, o con vestidos de dormitorio, guantes de opera, ropa interior, o simplemente camisas blancas con pantalones negros.

La colección como tal puede describirse como una fuerte referencia a la década de 1960, con miras al eterno estilo de Jackie O y el movimiento londinense de los mods, igualmente, es claro que la perspectiva que Marc Jacobs solía mostrar en los noventas sigue viva.

Las prendas eran simples pero interesantes, en vez de mostrarse la acostumbrada extravagancia del diseñador, esta propuesta es más baja en tono pero igual de efectiva, no hubo mucho estampado, en cuanto a color predominaron los pasteles, junto a tonos neutros y por supuesto, el imperdible negro.

Igualmente, fue claro cómo los motivos florales y los metálicos envían una propuesta a los que se preguntan cómo serán las tendencias para los últimos meses del 2020.

Marc Jacobs presentó una colección que apela al día pero también a las horas nocturnas, todo reunido bajo una misma premisa, una elegancia pura sin tanto esfuerzo. El estilismo estuvo a cargo de la británica Katie Grand, el pelo y el maquillaje, como es costumbre, fue responsabilidad de Guido Palau y Pat McGrath respectivamente.

El cast fue diverso, no solo empezando por el cameo de la estrella pop, Miley Cyrus, también estuvieron las instagrammers, Gigi y Bella Hadid, así como la hija de Cindy Crawford, Kaia Gerber, una clara sensación en el mundo del modelaje. El elenco estuvo acompañado por las sudanesas del momento, Adut Akech y Anok Yai, y fue cerrado por la modelo trans, Ariel Nicholson.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO