Mascarillas para el rostro que puedes preparar en casa

Foto: Shutterstock

Mascarillas para el rostro que puedes preparar en casa

14 de octubre del 2017

El trabajo, la casa, la familia, mala alimentación, los problemas que surgen a diario… son alguno de los causantes de que se nos formen arrugas, manchas y que nuestro rostro pierda su brillo, haciendo que nuestra piel luzca descuidada, algo que se ve muy poco atractivo.

Seguro has pensado en ir con el especialista para que te consienta y cuide tu piel, pero entre los estudios, el trabajo y las cosas del hogar no te alcanza el tiempo para ir, o los precios de los productos especiales para el cuidado del rostro son exageradamente caros, por ello, pensando en ti, acá compartimos 4 de mascarillas que puedes preparar en casa, fácil, rápido, efectivo y lo mejor es que no tienes que gastar una fortuna. Utilizando productos naturales y que de aseguro tienes en casa puedes preparar las mejores mascarillas para tu rostro, y lo mejor es puedes hacer la que mejor se adapte a las necesidades de tu piel.

1. Mascarilla de harina de almendras y miel

Esta mascarilla es perfecta para remover esas células muertas y desechos que se van quedando retenidos en los poros del rostro.

Su uso regular le brinda un extra de humectación a la piel y, de paso, crea una barrera protectora contra el envejecimiento prematuro.

Ingredientes: 1 cucharada de harina de almendras (10 g) y 2 cucharadas de miel de abeja (50 g).

Preparación: Combina la harina de almendras con dos cucharadas de miel de abejas y asegúrate de obtener una pasta espesa.

Toma la cantidad que consideres necesaria y frótala por todo el rostro con suaves masajes circulares. Deja que actúe 20 minutos y enjuaga con agua tibia. Repite este proceso 2 veces a la semana.

2. Mascarilla de aceite de coco y sal gruesa

El aceite de coco es uno de los hidratantes que más se recomiendan para proteger la piel frente a los efectos nocivos de los radicales libres. Además no provoca alteraciones sobre las glándulas sebáceas ni desbalances en el pH del rostro. Ayuda a remover la piel muerta y las impurezas retenidas, por lo que contribuye a la hora de lucir un rostro joven y saludable.

En este caso lo combinamos con la sal gruesa para potenciar sus efectos exfoliantes y regeneradores.

Ingredientes: 2 cucharadas de aceite de coco orgánico (30 g) y 1 cucharada de sal gruesa (12 g).

Preparación: Vierte el aceite de coco en un recipiente y mézclalo con la sal gruesa. Limpia tu rostro y aplica el producto mediante masajes circulares. Deja que actúe de 15 a 20 minutos y enjuaga con agua templada. Repite el proceso 2 o 3 veces a la semana.

3. Mascarilla de manzana y miel

Los ácidos naturales que contiene la manzana son ideales para promover el equilibrio del pH del rostro, ya que inhiben la acción negativa de las toxinas y los radicales libres.

Estas propiedades, además de sus antioxidantes, facilitan la limpieza de los poros y la regulación de la producción de grasa.

Ingredientes: 1 manzana y 2 cucharadas de miel de abejas (50 g).

Preparación: Corta la manzana en varios trozos y tritúrala en la licuadora para obtener un puré. Mezcla la fruta con la miel y hasta lograr una crema uniforme. Extiende la mascarilla por todo el rostro y déjala actuar 20 minutos. Por último enjuaga con agua fría y repite su uso, por lo menos, 2 veces a la semana.

4. Mascarilla de yogur natural y aceite de rosas

El yogur natural es uno de los ingredientes naturales que facilitan la limpieza del rostro, en especial cuando este empieza a retener células muertas y restos de grasa.

Combinado con un poco de aceite de rosas nos brinda una mascarilla exfoliante y reparadora, ideal para revitalizar las pieles opacas y secas.

Ingredientes: 2 cucharadas de yogur natural (36 g) y 1 cucharada de aceite de rosas (15 g).

Preparación: Mezcla el yogur con el aceite de rosas y frota el producto por todo el rostro. Deja que actúe de 20 a 30 minutos y enjuaga con agua tibia. Repite su uso 3 veces a la semana, en horas de la noche.

Incluye estas mascarillas a tu rutina de belleza y veras como mejora el aspecto de tu cutis.

Con información de Analítica