La extravagante tendencia que imponen los famosos

La extravagante tendencia que imponen los famosos

8 de febrero del 2018

Entre las celebridades del mundo, ha ido apareciendo una tendencia que no es muy fácil de entender o apreciar, el traje floral.

Generalmente, se piensa que el vestuario de los hombres es tradicional y sobrio, por la poca variedad que las prendas muestran y las escasas ganas que ellos tienen de atreverse a probar elementos más vistosos. En la última década, se pasó por una etapa en la que la moda ponía en tendencia solo lo minimalista. Ahora, gracias a ciertos diseñadores, la extravagancia se ha puesto en boga, lo que no ha sido exclusivo del público femenino y se ha mostrado a celebridades masculinas adoptando este estilo.

Cortesía: Gucci

Los cantantes latinoamericanos han sabido inspirarse en la farándula internacional, como es el caso del británico Harry Styles o el actor de Hollywood, Jared Leto. Por eso, es que Bad Bunny se atreve a seguir la moda, como se vio en la alfombra roja de los Latin American Music Awards usando un modelo costeado en USD$ 4,000, o también, el youtuber santandereano Sebastián Villalobos, se ha arriesgado a usar la tendencia del traje floral.

CHAMBEAAA!

A post shared by ????BAD | BUNNY (@badbunnypr) on

¿Pero de dónde viene esta estética que provoca un poco de escozor entre las personas? Apelando que el diseño floral y barroco en los trajes es algo desmesurado. La respuesta es que hay un director creativo que ha animado a los demás a diseñar basándose en la excentricidad, se habla de Alessandro Michele de la casa de modas italiana, Gucci.

matrimonio

A post shared by SEBAS (@sebas) on

El romano se caracteriza por ser fanático del cine y la cultura pop retro, con una estética romántica y un poco geek o nerdy de décadas como 1970 o 1980, juntándolo con lo clásico del renacimiento. De esta manera, Michele también ha vestido a los colombianos J Balvin y Maluma.

Cortesía: Alexander McQueen

Estos sonados trajes románticos también han salido en marcas como Alexander McQueen, dirigida por Sarah Burton, la polémica Dolce & Gabbana y, de manera más accesible, Zara.

Cortesía: Zara

Lo interesante de ver cómo esta tendencia tiene tanta fuerza en la actualidad es que, las líneas del género cada vez se borran más, haciendo que los hombres pueden arriesgarse a vestirse con elementos que, años atrás, no se hubieran atrevido a usar, lo demás queda en la opinión de la gente del común.