Modas que nacieron en la pantalla grande

Modas que nacieron en la pantalla grande

23 de junio del 2013

Las producciones cinematográficas definitivamente influencian la moda. Grandes clásicos del cine de Woody Allen o Jean-Luc Godard se siguen adaptándo en las calles y las pasarelas. Ciertos looks, prendas y marcas consagraron a Audrey Hepburn, Jean Seberg y Marilyn Monroe como iconos de la moda.

El diseño de vestuario le brinda a cada personaje una personalidad única y recrea un contexto histórico y social específico. Desde el emblemático collar de perlas de ‘Breakfast at Tiffany’s’ hasta la última adaptación cinematográfica de ‘The Great Gatsby’ hacen que algunos accesorios trascienden la pantalla grande y llegan al clóset de millones de mujeres.

La relación entre moda y cine nació cuando los diseñadores fueron contratados por los estudios más grandes de la industria. En 1933, Edith Head se convirtió en la diseñadora de vestuario oficial de Paramount Pictures y posteriormente trabajó con Universal Studios. Ganó 8 premios Oscar e incontables nominaciones. Probablemente es Head a quién le debemos la introducción del concepto “moda” en la pantalla grande.

Estas son las tendencias más recordadas en la historia del cine.

[youtube width=”560″ height=”360″]http://youtu.be/rARN6agiW7o[/youtube]

‘The Great Gatsby’- 2012

La película dirigida por Baz Luhrmann recuerda el glamour de los años veinte con una mezcla de accesorios contemporáneos. El vestuario creado por Miuccia Prada recrea los brillos, la música y el color de la novela de Scott Fitzgerald (escrita en 1925).

Los vestidos charlestón y de línea recta, el encaje, los bordados de pedrería, los flecos y el pelo corto de las ‘Flappers’ son acompañados en la película con los sonidos de Jay-Z.

En el caso de los hombres los smokings , sombreros y trajes de tonos claros caracterizan al ‘Gran Gatsby” interpretado por Leonardo Dicaprio.

[youtube width=”560″ height=”360″]http://youtu.be/1LVptO7o4L8[/youtube]

‘El diablo viste a la moda’-2006

La película basada en el Libro ‘The devil wears prada’, de Lauren Weisberger, revela detalles de la industria editorial de la moda y la relación laboral entre Andrea Sachs (Anne Hathaway) y Miranda Presley (Meryl Streep). A lo largo del filme vemos la transformación del personaje principal en un verdadero icono de la moda.

El vestuario fue construido por la estilista Patricia Field, quien había participado en Sex and the City, y representa todo el glamour de dos ciudades: Nueva York y París. Vestidos contemporáneos para la oficina,  blazers, tacones, bolsos, pañuelos, pieles y joyas acompañan a los personajes. Los colores básicos como el blanco, el negro y el camel son constantes en la película.

[youtube width=”560″ height=”360″]http://youtu.be/xCFwJWAMCSE[/youtube]

 ‘Sex and the city’- 2008

El vestido de novia de la protagonista (diseñado por Vivienne Westwood) es sin duda uno de los vestidos más recordados en la historia del cine. Los bolsos de piel, los tacones de Manolo Blahnik de Carrie Bradshaw, los vestidos Dolce & Gabbana, la sofisticación de Fendi y Dior y lo clásico de la ropa Chanel reflejaron el estilo de vida de cuatro amigas en la ciudad de New York.

Muchos diseñadores como Christian Louboutin, Brian Atwood, Charlotte Dellal, Narciso Rodríguez y marcas como Swarovski Crystal participaron en esta película.

[youtube width=”560″ height=”360″]http://youtu.be/1JfS90u-1g8[/youtube]

‘Desayuno en Tiffany’-1961

Los looks de Audrey Hepburn en esta película son  imitados hasta el día de hoy. Audrey luce el vestido negro de Givenchy hasta en cuatro ocasiones a lo largo de la película, cambiando solamente los accesorios para darle un aspecto diferente.

El vestido creado por Givenchy se convirtió en el segundo artículo más caro dentro de una película. El traje fue subastado por 807.000 dólares el 4 de diciembre de 2006 por Christie’s en Londres.

En cuanto a accesorios, las perlas, una tiara y los guantes largos se quedaron para siempre en la historia del cine como sinónimo de la elegancia y estilo para millones de mujeres.

[youtube width=”560″ height=”360″]http://youtu.be/TBzHphcc2Jw[/youtube]

 ‘Annie Hall’- 1977

En esta comedia se populariza el look masculino, las camisas, los pantalones anchos y las gafas grandes. En este filme se relata la relación entre un comediante neurótico (Woody) y la estrafalaria Annie interpretada por Diane Keaton.

En cuanto a accesorios, los sombreros tipo gángster, chalecos y corbatas, acompañados de bolsos grandes y bisutería de cerámica y madera, recrean la Nueva York de los años setenta.

En la película prácticamente todo el vestuario que lleva Anniel Hall fue elegido por la propia actriz. En su autobiografía ‘Así y siempre’, publicada en 2011, reconoce que la película era prácticamente su biografía escrita por Allen, debido a que el director plasmaba la que había sido la relación entre ambos. La diseñadora de vestuario fue Ruth Morley, junto a Ralph Lauren.

[youtube width=”560″ height=”360″]http://youtu.be/bJFFy3soy9Y[/youtube]

‘ A bout de soufle’-1960

Este film de Jean-Luc Godard, protagonizado por Jean-Paul Belmondo y Jean Seberg, es una de las obras más destacadas de la Nouvelle Vague francesa. La actriz Jean Seberg encarna a Patricia Franchini, una joven americana radicada en París. El estilo de su personaje une a la perfección la moda de los sesenta y el chic parisino. Las rayas marineras  y vestidos de Coco Chanel completan al personaje. Los estampados gráficos y las rayas convirtieron a Jean Seberg en un icono en la moda del cine.