Los ‘Polka Dots’ vuelven a estar de moda

Los ‘Polka Dots’ vuelven a estar de moda

17 de julio del 2017

Los ‘Polka Dots’ son vestidos o atuendos que llevan círculos blancos en su interior, nacieron como una tendencia para revivir la época de los años  50.

En la postguerra las prendas de las mujeres cambiaron, así que para una nueva era, las esposas de los hombres que estuvieron en la guerra, tenían que verse lindas y coquetas para recibirlos, así que se empezaron a vender vestidos negros con pepas blancas que fueron muy populares entre las amas de casas.

Los ‘polka dots’ son usadas por mujeres arriesgadas, que no le temen convertir una tendencia pasado en una nueva opción de vestido casual. Algunos expertos han comentado cuál sería esos típicos consejos para mujeres que lo quieran usar.

Si lo que no quiere es llamar la atención, debe usar vestidos que tengan lunares blancos pequeños en tonalidades neutras. Siempre hay que optar por prendas simples  para no complicarse y deja que el estampado sea el protagonista en todos los cortes. Por otro lado, si lo que usted quiere es usarlo en accesorios porque cree  que no le quede bien como vestido, entonces podría usarlo en un bolso o unas medias para comenzar. Este tipo de tendencia no es solo para altas o bajitas sino para todas las mujeres.

Celebridades como Diane Kruger, Ashlee Simpson, Anne Hathaway o la talentosa Cameron Díaz son las mujeres que están a la vanguardia con este nuevo look que se atreven a combinarlo con skinny jeans, clutches, zapatos o tops.

Sin embargo, hay que destacar que no solo el negro con lunares blancos está de moda, el diseñador Valentino realizó una colección bajo el nombre de ‘pop Pois’ en el que enseñó cómo los tonos luminosos pueden resaltar la figura, colores como el rojo, el verde, el azul, el rosa o el lima limón se han convertido en atuendos únicos y especiales donde los lunares blancos son los protagonistas.

Es importante indicar que es un gran aliado a la hora de crear sensuales curvas o exuberantes volúmenes, sus estampados ópticamente expanden la figura de la persona pero no la hace ver gorda.  Le da un aire coqueto, los polka dots siempre son bienvenidos a la hora de desordenar un poco el clóset, salir de la rutina de lo mismo.