Prada abandona el uso de pieles

Prada abandona el uso de pieles

23 de mayo del 2019

El comportamiento de los consumidores de moda en la actualidad ha cambiado y demanda que las marcas, sobre todo las de lujo, respondan a pensamientos diferentes. Como ejemplo de esto, Miuccia Prada, directora creativa y accionista mayoritaria del grupo empresarial de Prada, mencionó en un comunicado que la marca (incluyendo a Miu Miu y Church’s) no volverá a hacer uso de pieles peludas de animal, empezando por los shows que se presentarán en septiembre de este año.

Prada sigue la decisión de otras marcas como Burberry o Gucci, que recientemente también declararon su rechazo a este material, cosa que ha provocado la ira entre los sectores ambientalistas durante décadas.

Es notorio que los consumidores cada vez más se preocupan por el impacto social y ambiental de la industria de la moda, entonces la prohibición de las pieles se ha convertido en la manera en que las firmas demuestren su interés en frenar los efectos dañinos de este negocio.

Era cuestión de tiempo para que la señora Prada accediera a la idea, teniendo en cuenta que en sus colecciones más notables las pieles suelen ser protagonistas, por lo que este cambio sirve de ejemplo para las demás marcas.

Igualmente, ella ha ya ha experimentado con alternativas a la piel, como las telas de felpa elaboradas por Steiff, un fabricante de peluche alemán, al que Miuccia ha recurrido en las últimas temporadas.

Miuccia Prada exclamó en el comunicado: “Enfocarse en materiales innovadores permitirá a la compañía explorar nuevos límites del diseño creativo y satisfacer la demanda de productos éticos”.

Aunque la preocupación por el bienestar de los animales está más viva que nunca y ciudades como São Paulo o San Francisco han prohibido la venta de las pieles, firmas como Fendi, del grupo económico, LVMH, afirman que es posible el cultivo de este material de una forma ética.

Asimismo, estas compañías han planteado preguntas sobre el impacto ambiental de las pieles falsas, declarando que las pequeñas fibras de plástico que se desprenden de ellas no son biodegradables y pueden llegar fácilmente al suministro de agua al ser limpiadas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO