Once prendas que los hombres pueden usar en el trabajo

Once prendas que los hombres pueden usar en el trabajo

17 de agosto del 2017

Porque vestirse bien no solo es de chicas, se han reunido once opciones para llevar con estilo, en el día a día del trabajo.

Esto no se trata de hacer una de esas aburridas y mandadas a recoger, guerra de los sexos, aunque sí es algo cierto que las mujeres tienen una opción más amplia en el momento de escoger su vestuario, para los hombres, el punto es ser listo y creativo, jugar con lo que se tiene, encontrar una tienda que sea lo más versátil en cuanto a prendas y estilos se refiere. Dicho esto, se han escogido once objetos, no de deseo, no de elegancia suprema, sino prácticas, sencillas, y con un toque de estilo que, cualquier chico puede usar en la oficina, en la universidad o en cualquier tarde de viernes.

El abrigo, trench coat, gabardina o gabán. No importa el nombre que se le de, lo importante es el uso tan variado que se le puede dar, que es donde su imprescindibilidad radica. Por si se quiere mantener un estilo formal en el trabajo, es una muy buena opción, pero es necesario ver el tejido en el que esta hecho, para no quedar tan elegante, al fin y al cabo es algo para usar en el día y no en una gala nocturna. Para un aspecto más casual, se puede llevar con algún jean clásico. Si se quiere destacar sutilmente pero con elegancia, el abrigo va a cumplir con el objetivo.

h

Cortesía: ZARA

El blazer. Una prenda típica, que no debe faltar en el guardarropas. Para los que tienen una etiqueta flexible de vestuario en la oficina, no es necesario que, al usar saco, se vaya de traje completo, hay muchas alternativas para no quedar como algún personaje de Mad Men. Las marcas de moda de lujo han presentando que el llevar tenis con algún blazer queda bien, solo se necesita seleccionar bien para poder mezclar con éxito. No te quedes solamente con el negro, escoge un azul brillante o algún grabado a cuadros, con una camisa en color pastel.

g

Cortesía: ZARA

La parka. Este chaquetón, con capota y generalmente impermeable es la prenda por excelencia para el clima impredecible, exactamente, como lo es en Bogotá. El objeto de deseo para los momentos lluviosos. Es tan fácil de usar, y aún así tiene ese aire cool para no pasar por desaliñado. Por si el color verde oliva o militar no es de tu agrado, se puede escoger una versión el color brillante.

j

Cortesía: ZARA

Una chamarra, preferiblemente de cuero. Este es un clásico supremo, sea en su versión original, la chamarra negra de los motociclistas o mensajeros de mediados del siglo XX, o con más personalidad, adaptando el estilo de los setentas. Sea en cuero de verdad o falso, gamuza, lisa, brillante o desgastada. Con esta opción no hay forma de equivocarse, y si se quiere lograr algo más característico, agrégale pelos o peluche, galán de escándalo americano.

i

Cortesía: ZARA

La chaqueta de jean. Otro clásico para tener siempre como elección. Esta prenda es perfecta para los viernes, cuando no hay que ir tan formal a la oficina o en cualquier lugar de trabajo. Lo mejor de todo es la gran oferta que ofrece el mercado actualmente. Jean desteñido, en tonos grises o negros, o la versión ovejera. No querrás dejar de usarla. Importante, no mezclar con pantalones de jean o camisa de jean.

k

Cortesía: ZARA

Los pantalones negros. No hay excusa, es de carácter obligatorio contar con esta prenda. Por más que sea algo sencillo, los pantalones negros agregan elegancia y estilo. Elonga la silueta, más alto, más esbelto, más delgado, más guapo. Con cada una de las prendas mencionadas en este texto, los puedes llevar.

f

Cortesía: ZARA

Los pantalones caqui. Por lo general van en material dril, y aunque parezca muy aburrido usarlos, porque recuerdan a lo que llevaban los papás, esta alternativa es bastante práctica y puede acompañar a la chaqueta de jean para darle un estilo más fresco o juvenil. Si definitivamente no te va el color, escoge un ocre, o algún burgundy o azul marino.

e

Cortesía: ZARA

El suéter, buzo, saquito o simplemente jersey. Su hechura va en lana o en algodón, esto significa que aporta una gran comodidad y sensación de suavidad. Si no se quiere salir muy abrigado, el jersey en tejido de punto se adaptará al clima que varía sin avisar. Es versátil dado a sus cortes, escote en V o redondo, de los que van a abiertos y en la mitad se une por botones, o el más elegante, de cuello tortuga.

d

Cortesía: ZARA

La camisa de manga corta. Gracias a marcas de lujo como Prada o Saint Laurent, esta prenda básica ha cobrado un nuevo valor en el guardarropas masculino. Esto se debe a la silueta de moda para este elemento, algo más grande, oversize, y con un sin fin de opciones en estampados, de flores, de animales, paisajes, y no tengas miedo de agregar color. Si no estampados no te van, quédate con un color solido de preferencia.

c

Cortesía: ZARA


Los zapatos de vestir. Estos accesorios que aportan elegancia y formalidad, son clave importante en el momento de arreglarse, hay que tener cuidado para combinar con otras prendas, se sugiere mantener la formalidad y sobriedad en el resto de los artículos seleccionados. Si quieres irte por algo más arriesgado, intenta buscar texturas o acabados nuevos, escoge unos que tengan la suela más gruesa, ese toque de pequeña rebeldía. No te vayas por los ultra puntudos, busca referencias en tendencia.

a

Cortesía: ZARA

Los tenis, zapatillas, o sneakers. Poco a poco se han ido introduciendo al guardarropa en distintos momentos del día, se piensa que son demasiado informales, pero en realidad, si se escoge un buen ejemplar pueden añadir estilo de una forma nueva. Trata de escogerlos en blanco, en diferentes texturas, o algún color pero sin enloquecer con el contraste.

b

Cortesía: ZARA