Pulseras que atrapan

Pulseras que atrapan

10 de noviembre del 2010

¿Qué tienen en común Anthony Bourdain, Sara Jessica Parker y Shakira? Sencillo. Los tres usan Silly Bandz, las pulseritas de plástico más populares del mundo.

Son hechas de silicona, un paquete de 24 cuesta US $5.00 y están en las muñecas de iconos de la moda como la actriz Sara-Jessica Parker y la modelo Agyness Deyn. Se llaman Silly Bandz; son pulseras elásticas de color neón que después de ser estiradas, siempre vuelven a su forma original. Vienen de diferentes motivos: las hay con formas de letras, con siluetas de animales, con sombreros tejanos, con guitarras y hasta con la cara del cantante canadiense Justin Bieber – ídolo juvenil del momento-.

Se las inventó Robert Croak hace dos años en Estados Unidos y ,desde entonces, han logrado colarse en la páginas de The New York Times y en los leads de las noticias del la BBC, quienes dedicaron grandes espacios a analizar el fenómeno de esta pequeña pulsera.  Tiene más de 300.000 “me gusta” en su grupo de Facebook y a Croak ya le ofrecieron más de $10 millones de dólares por su invento.

En Colombia ya muchos las tienen. Como en el resto del mundo, se comenzaron a ver primero en los colegios y, poco a poco, se han ido abriendo camino entre los adultos y gomosos de las tendencias. Shakira fue la primera colombiana famosa a la que se vio usándolas. En la portada de su último disco, Sale el sol, se ven varias de ellas en la muñeca de la cantante.

Expertos en temas de tendencias aseguran que esta no es una moda superficial y pasajera, sino un componente real de nuestro paisaje cultural. Según encuestas realizadas por el periódico US Today, desde que salieron al mercado, las Bandz representan un negocio de $200 millones de dólares al año, con proyecciones de llegar al billón de dólares anuales. Una cifra para nada frívola si se tiene en cuenta que son sólo pulseritas de plástico.