Conozca las nuevas zapatillas biodegradables de Reebok

25 de abril del 2017

Se trata de unos zapatos hechos de maíz y algodón que planean ser amables con el medio ambiente.

Conozca las nuevas zapatillas biodegradables de Reebok

Foto: Captura de pantalla

Diseñadas para no causar daño al medio ambiente, la exitosa compañía de calzado, Reebok, en el marco del proyecto, denominado Cotton & Corn, ha lanzado una nueva colección de zapatos de carácter ecológico que están hechos de maíz y algodón orgánico que una vez sean desechados, servirán como abono para el suelo. El nuevo zapato de Reebok se inspirará en su conocida zapatilla “Classics”.

Reebok, menciona lo siguiente: “Incluso los ojetes de la nueva zapatilla de deporte serán cosidos, en lugar de usar metal o plástico como con algunos otros zapatos”.

Luego de Adidas y sus zapatillas 100 % biodegradables, queda demostrada la tendencia que respeta las exigencias de los jóvenes, quienes entre sus más importantes principios se encuentra el cuidado del planeta. Esto toma relevancia si se tiene en cuenta que Reebok es una empresa que le apuesta a la clientela de las nuevas generaciones.

Por otra parte, Bill McInnis, Director de Reebok Future, dijo lo siguiente: “Este es realmente sólo el primer paso para nosotros”. “Cotton + Corn busca trabajar en las tres fases del ciclo de vida del producto. En primer lugar, con el desarrollo de productos estamos utilizando materiales que crecen y se pueden reponer, en lugar de los materiales a base de petróleo comúnmente utilizados hoy en día. En segundo lugar, cuando el producto llega al mercado sabemos que nuestros consumidores no quieren sacrificar la estética de sus zapatillas de deporte. Por último, nos preocupamos por lo que sucede con los zapatos cuando la gente los deja de usar. Así que nos hemos centrado en materiales vegetales como el maíz y el algodón que se pueda volver compost al final. A continuación, utilizaremos ese compost como parte del suelo para hacer crecer los materiales para la próxima gama de zapatos”.

“Nos gusta decir que estamos ‘plantando zapatos’ aquí en Reebok”, agregó McInnis.

Cabe recordar que algunas incursiones en la moda ecológica han terminado en un fracaso rotundo. Una línea de productos biodegradables o reciclables introducida hace cuatro años por PUMA, por ejemplo, se redujo debido a la baja demanda.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO