Ropa interior femenina a prueba de violadores

Ropa interior femenina a prueba de violadores

11 de noviembre del 2013

[vimeo width=”540″ height=”360″]http://vimeo.com/74514464[/vimeo]

Una línea de ropa interior femenina “a prueba de violadores” está causando controversia. Se trata de AR Wear , una empresa que desarrolló este producto y que promete a las mujeres y niñas tener “más control” en caso de un abuso sexual.

AR Wear busca donantes a través de la red de crowfunding Indiegogo y no es la primera marca que dice ser efectiva para evitar una violación.

Hace unos meses tres estudiantes de la Universidad de SRM en la ciudad india de Chennai, conmocionados por la brutal violación grupal de una estudiante de 23 años en Nueva Delhi decidieron crear el sujetador SHE (Society Harnessing Equipment), una prenda capaz de dar descargas eléctricas de 3.800 kilovoltios y enviar un mensaje con la localización de la víctima, que reciben tanto familiares como la estación de la Policía.

Ropa antiviolación, Kienyke

También en India y debido a la proliferación de los abusos, estudiantes del Instituto Nacional de Moda y Tecnología diseñaron una chaqueta paralizadora. La prenda emite descargas eléctricas al asaltante a través de unos remaches metálicos, que pueden ser activados mediante un botón escondido en uno de los bolsillos.

A pesar de las críticas, AR Wear, a través de su página web, justifica el motivo de su diseño:

“Hemos desarrollado este producto de modo que las mujeres y las niñas tengan el poder de controlar sus prendas en caso de un asalto sexual. Queremos ofrecer un poco de tranquilidad en situaciones que provocan temor en las mujeres como ir a una cita a ciegas, ir de rumba o viajar a países desconocidos.

“Creemos que las herramientas de defensa personal disponible hoy en el mercado no son eficaces en muchos lugares comunes de asalto sexual. Entrenamiento en artes marciales o productos como aerosol de pimienta, gas lacrimógeno, pistolas paralizantes, etc sólo puede ayudar si la víctima potencial es audaz cuando se produce un ataque. Peor aún, los productos de la autodefensa se pueden volver en contra de la víctimas y ser usados en su contra.”

La polémica se desata porque algunos sectores lo consideran un paliativo menor ante un problema complejo. El gobierno chino recomendó evitar el uso de la minifalda o pantalones estrechos en el transporte público para evitar un abuso sexual. Y en países con fuertes costumbres religiosas las mujeres deben estar totalmente cubiertas.

Sin embargo, y a pesar de las críticas a la “ropa antiviolación”, en países como Afganistan o República del Congo sería un mecanismo para frenar el abuso a las mujeres. En República del Congo cerca de 1.552 mujeres son violadas diariamente y fue calificado como uno de  “los peores lugares del mundo para ser mujer”, según la organización internacional Thompon Reuters Foundation.

Mientras tanto la empresa estadounidense busca donaciones para costear el proyecto y comercializarlo en el mundo.

@ARWEAR1