Rutina de belleza para los más perezosos

Youtube

Rutina de belleza para los más perezosos

27 de noviembre del 2018

El mundo de la belleza o cuidado de la piel expone tendencias que se renuevan constantemente, consiguiendo diferentes alternativas para lograr un rostro bello y luminoso. Como se pueden ver en los diversos blogs famosos en este tópico, son varios los productos y pasos necesarios para lograr este cometido, además que deben ser realizados tanto en el día como en la noche.

Todo esto puede sonar algo agotador y hay días en los que se llega a la casa y lo único que se quiere hacer es acostarse en la cama y simplemente descansar. La pereza es un pecado capital pero no es una excusa para dejar la belleza de lado. Es posible encontrar una rutina intermedia, entre lo demasiado profesional y lo inútil. Lo fundamental es que sea diaria pero tenga en cuenta estos pasos imprescindibles para lucir una cara fresca.

Como dice la experta en maquillaje y belleza, Tatiana Olano, en diálogo con KienyKe.com, por más que se use desmaquillante, toallitas húmedas o agua micelar, es obligatorio lavarse el rostro, tanto en la mañana como en la noche, es decir, la limpieza es obligatoria por más cansancio que se tenga.

La asesora en dermatología, María Segurado, explica por qué es tan importante este elemento, “la limpieza retira los residuos que se van acumulando sobre nuestra piel: restos de maquillaje, polvo, células muertas… y la deja lista para recibir los beneficios de la aplicación del resto de cosméticos como tónicos, cremas, sérum o incluso el maquillaje tendrá un mejor aspecto. Por el contrario, si los poros no se limpian adecuadamente, se obstruyen, dando lugar a la aparición de lesiones acneicas. Además, la falta de limpieza se relaciona también con reacciones del cutis tipo enrojecimiento, irritaciones, sequedad o imperfecciones”.

En cuanto a si se puede saltar en la noche, dejando la limpieza como algo solo matutino, la respuesta es no, “es el momento del día en el que ocurren con más intensidad todos los procesos de regeneración y reparación de la piel, de ahí que sea fundamental hacer un pequeño esfuerzo antes de acostarnos y limpiar e hidratar nuestro rostro. Con una buena rutina de limpieza conseguiremos una piel suave, lisa, tersa y sin imperfecciones”, recomienda la doctora.

Para hablar sobre pasos que se hacen unas cuantas veces o una sola vez por semana, “la exfoliación se recomienda en piel normal de una a dos veces a la semana como máximo, y debe adecuarse a otros tipos de piel, por ejemplo, la piel sensible no siempre tolera bien la exfoliación, sobre todo cuando se hace con productos basados en ingredientes agresivos” menciona la experta.

Las toallitas húmedas limpiadoras son una herramienta favorita entre muchas personas por ser supuestamente práctica pero, “en el caso de la piel sensible o madura, su uso a diario puede irritarla, especialmente en zonas más delicadas, como es el contorno de ojos. Para ello es mucho mejor el uso de fórmulas de tecnología micelar, aceites u otros productos específicos más emolientes que puedan aplicarse sin tener que arrastrar o frotar más de lo tolerable”.

Los sérums o sueros se vuelven cada día más populares, son complementos de la rutina de belleza y tienen funciones muy precisas dependiendo de la necesidad, no son obligatorios para cada día, puede dejarlo para esas ocasiones especiales entre semana.

Teniendo en cuenta que no es necesario establecer una rutina que contenga 10 pasos y termine enloqueciéndole, lo importante es contar con una que se adapte a su estilo de vida y tipo de piel. “las rutinas están precisamente para incorporar hábitos saludables a nuestras vidas, y una vez superado un tiempo mínimo, que algunos dicen que son 21 días, ya no nos costará tanto e incluso supondrá ‘un momento de placer'”.

“Igual que nunca debes acostarte sin haberte lavado los dientes, tampoco debes hacerlo con la piel sucia, ni tampoco salir de casa sin una crema que proteja la piel de los factores externos y mantenga su nivel de hidratación”, concluye la especialista.