Reina de Inglaterra y Anna Wintour sentadas en la LFW

Youtube

Reina de Inglaterra y Anna Wintour sentadas en la LFW

21 de febrero del 2018

La Semana de la Moda de Londres se ha caracterizado por ser una plataforma para los talentos emergentes y las creaciones vanguardistas, pero aún así, siempre se ha tenido en cuenta los elementos tradicionales, ejemplo de esto, presentando las colecciones otoño – invierno 2018/2019, su Majestad, la Reina de Inglaterra, Isabel II, quien hizo su primera aparición oficial en este evento fashionista británico.

Naturalmente, esto tomó a todos los invitados por sorpresa, exactamente, durante el desfile del diseñador ascendiente Richard Quinn. Las señales eran claras cuando al lado del asiento de la editora en jefe de Vogue Estados Unidos, Anna Wintour, se ubicó un especial cojín, elaborado con terciopelo azul, tan característico de la realeza británica.

La Reina Isabel, vestida en un traje de tweet azul pálido, tenía como razón aparecer en la LFW para presentar el primer Premio Reina Isabell II al Diseño Británico, otorgado a Quinn, con sus diseños frescos y del estilo de Demna Gvasalia. Asimismo, Caroline Rush, del Consejo de la Moda Británica, le dio la bienvenida a su alteza, haciendo hincapié en el impacto que ella ha hecho en la moda inglesa a través de los años.

Por otro lado, no solo la realeza estuvo en boga de todos los asistentes de la LFW (London Fashion Week), pero también los diseñadores que expusieron sus últimas colecciones. Entre ellos, los que más destacaron:

Christopher Kane: el diseñador inglés, una vez más, se ha atrevido a hablar sobre sexo, teniendo en cuenta que es un tema delicado debido a todo lo expuesto por movimientos como el #MeToo, llamado en ciertas ocasiones como puritanismo sexual. Kane se remitió al libro The Joy of Sex, que contiene posiciones y técnicas ilustradas. Estos dibujos se estamparon en las prendas, y al final, solo hay un mensaje: déjese ir, viva un poco.

Erdem: el fundador de la marca, Erdem Moralioglu, para su colección otoño – invierno 2018/2019, se ha inspirado en un personaje real, la hermana mayor del bailarín y actor, Fred Astaire, Adele Astaire, que se comentaba, era mucho más talentosa. El diseñador se centró en la historia de su vida, la gran destreza en los shows que ella presentaba, su excentricidad, su romance fugaz con su único esposo, un aristócrata inglés, y la perdida de dos hijos. Esto se vio reflejado en los tules, las telas tipo jacquard, terciopelos, estampados florales y vestidos brillantes del final del desfile.

Chalayan: de gran reputación y maestría, el creador nacido en Chipre, Hussein Chalayan, ha tomado como referencia la problemática de refugiados en Europa, pero la verdad es que, lo que más resaltó de esta última colección es la gran habilidad que él tiene en la hechura de la ropa, en cómo es capaz de cortar cada una de las prendas y crear una compleja armonía. Los colores sobrios predominaron, verde oliva, vinotinto, gris, negro, sobre diferentes tipos de texturas. Igualmente, la tendencia que se niega a ir, la piel falsa hizo su aparición.

Burberry: el único desfile dirigido a la temporada primavera – verano 2018 en la Semana de la Moda de Londres, en el estilo “ve ahora, compra ahora” es este, pero no es esto lo que importa, sino que es la colección que despide a Christopher Bailey como director creativo de la marca. Para esto, Bailey se puso nostálgico y se inspiró en en elementos que tocan su corazón, como es el caso de las tribus urbanas británicas en las décadas de los ochentas y noventas, igualmente, en los derechos y representación de la comunidad LGBTI, algo notorio en los arcoíris en parkas, bolsos y demás accesorios.

Gareth Pugh: esta colección parece realizada a partir de una fantasía, exactamente, en una heroína superpoderosa que no está dispuesta a ser minimizada por el patriarcado. Los looks que desfilaron la pasarela enseñaban a una mujer que tiene toda la capacidad para enfrentar el día a día. La silueta era exagerada, hombros altos, cintura alta y muy ceñida, los colores que más se vieron fueron el negro, el azul eléctrico y el estampado de la temporada, el leopardo.

J.W.Anderson: el niño prodigio del diseño de modas inglés ha aclarado la forma en que su marca operará de ahora en adelante, presentando dos colecciones anuales y unificando los shows de la línea masculina con la femenina. Teniendo esto en cuenta, Jonathan Anderson ha mostrado diferentes propuestas para vestirse con el objetivo de lograr cualquier cosa durante la rutina diaria. Detalles militares, prendas de exterior y para la noche, algunos vestidos y faldas en lentejuelas.