La Semana de la Moda de Milán encendió las redes

23 de septiembre del 2019

Estos son los shows que más se destacaron.

Moda

YouTube

La Semana de la Moda de Milán usualmente se caracteriza por su buen manejo de cueros y una estética altamente glamurosa, para la temporada Primavera – Verano 2020, sus diseñadores destacaron por proponer diferentes opciones para usar en el principio de la nueva década del siglo XXI. Estos fueron los shows que más destacaron.

Prada

A pesar de la exuberancia y el drama que se acostumbra a ver en los desfiles de esta mítica firma italiana, para esta colección su directora creativa, Miuccia Prada, decidió darle un poco más de calma a la ropa, mantener las prendas sencillas, recordando un poco a lo que la marca era en los noventas, casi que con un toque a lo que el diseñador belga, Dries van Noten, mostraba por esa época también.

La idea para esta temporada es algo playera, con una nueva interpretación de los gorros de balde y en vez de collares de perlas, se presentaron collares de grandes conchas de mar. La silueta se mantuvo un poco entre los cincuentas y setentas, pero lo que sorprendió fue la mezcla de texturas, sastrería, tejido en punto, faldas, pantalones y vestidos drapeados que fluyeran al caminar, algo muy tranquilo para empezar la década del 2020.

Fendi

Un verano en la isla de Ponza, así lo describió Silvia Venturini Fendi, el solo es el protagonista de esta historia. La directora creativa de la marca ya no tiene a Karl Lagerfeld para dialogar sobre las decisiones que se toman, ahora la responsabilidad es completamente suya.

En esta colección se respira un aire veraniego que se ve desde todos los detalles de la ropa puesta en la pasarela, faldas, shorts, tops, chaquetas, pantalones, en tonos tierra pero también verde y amarillo, así como algunos estampados a cuadros y florales, eso sí, sin olvidar el uso de cueros y pieles que tanto caracteriza a la marca.

Moschino

Jeremy Scott es mundialmente conocido por ser uno de los diseñadores de moda que menos en serio se toman la industria, por lo que prefiere jugar con diferentes inspiraciones cada temporada sin miedo a que sea muy literal.

Para este show el objetivo fue Pablo Picasso, sus musas y su obra en general, el estadounidense mencionó sentirse atraído por la manera en que el pintor español reinterpretaba las figuras, por lo que se atrevió a jugar con la silueta femenina y llevarla a un punto en el que se viera ridícula pero de todas maneras a la moda.

Versace

Entre el final de dos décadas, Donatella se inspira en otro momento icónico de la marca y revisa sus archivos, esta vez entre finales de los noventas y principios de los 2000, exactamente en la colección Primavera – Verano 2000, en la que el estampado selva fue el rey.

¿Por qué es icónico? Porque de esa colección Jennifer Lopez sacó un eterno vestido, recordado hasta el día de hoy, vistoso y de escote profundo, la cantante asistió vestida de esta manera a los Grammy del año 2000, la prenda causó tanto revuelo que inspiró la creación de Google Images para poder buscar fotos de JLo llevando esta sugerente pieza.

Para la colección Primavera – Verano 2020, Versace invitó a Lopez para cerrar el show con una reinterpretación del famoso vestido, por supuesto paralizó la redes sociales con este momento, aún así, todas las prendas mostradas en la pasarela son dignas de hablar, bien hecho, Donatella.

Gucci

View this post on Instagram

Uniforms, utilitarian clothes, normative dress, including straitjackets, were included in the #GucciSS20 fashion show as the most extreme version of a uniform dictated by society and those who control it. These clothes were a statement for the fashion show and will not be sold. @alessandro_michele designed these blank-styled clothes to represent how through fashion, power is exercised over life, to eliminate self-expression. This power prescribes social norms, classifying and curbing identity. The Creative Director’s antidote is seen in the Gucci Spring Summer 2020 lineup of 89 looks, he has designed a collection that conveys fashion as a way to allow people to walk through fields of possibilities, cultivate beauty, make diversity sacrosanct and celebrate the self in expression and identity. #AlessandroMichele

A post shared by Gucci (@gucci) on

La Semana de la Moda de Milán cierra con esta casa florentina, en la cabeza creativa está el romano, Alessandro Michele, que está a punto de cumplir cinco años en el cargo. El show empezó de una forma abrupta, en vez de un derroche de extravagancia, se dio una salida de casi veinte looks en los que los modelos aparecían con camisas de fuerza, de hecho una modelo escribió en la palma de sus manos “la salud mental no es moda”, lo que causó gran polémica.

Pero esta decisión parece que está más relacionada con una preocupación del creativo en vez de la industria per se, Michele en una rueda de prensa confesó, “Tengo miedo de aburrirme (…) Tengo que intentar siempre algo nuevo”, lo que es una declaración curiosa teniendo en cuenta que uno de los comentarios frecuentes de sus colecciones es que todo parece repetitivo, la apariencia nerd, romántica y retro que tanto destacó al diseñador de nivel mundial.

Gucci es una de las marcas más influyentes y exitosas del momento, pero una vez en la cima, solo queda regresar al suelo, es decir, es difícil que la marca se mantenga en el spotlight para siempre. Sin embargo, Alessandro se las arregló para mostrar algo relativamente nuevo, es posible decir que presentó su colección más refinada hasta el momento, los estampados y logos exagerados quedaron atrás, para abrazar motivos simples pero llenos de elegancia, de hecho hubo referencias a la cultura S&M, pusieron de fondo la canción ‘Justify my Love’ de Madonna, en la que la reina del pop habla de sus fantasías sexuales, dando un ambiente sensual, pero casi sombrío, diferente a lo usual en esta marca, ¿a caso Alessandro Michele está listo para abandonar su posición?

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO