Lo que dejó la Semana de la Moda de París

4 de octubre del 2018

Estas son las tendencias más frescas de la temporada.

París

El mes de la moda da inicio del año a lo que se verá en cuanto a tendencias a principios de 2019, finaliza con la Semana de la Moda de París, que sin lugar a duda es la capital de la moda, al soportar audaces talentos, talleres, maestros y casas de diseñadores históricas.

Esta edición mostró las colecciones que corresponden a la temporada Primavera – Verano 2019, con sorpresas en cuanto a creativos volviendo a su labor, así como prendas de deseo que todos querrán tener apenas estén disponibles. Estos son los shows que más destacaron.

Christian Dior

Maria Grazia Chiuri, directora creativa de esta mítica casa de modas, presentó su última colección en un set oscuro, con haces de luz dejando entre ver pétalos y hojas sobre el suelo por el que caminaban las modelos con diferentes creaciones, también bailarines de danza moderna al son de música relajante.

La diseñadora se inspiró en el ballet, tema que no es extraño a esta reconocida firma, exactamente en grandes bailarinas como Pina Bausch, Martha Graham e Isadora Duncan.

Chiuri se aleja de las estructuras rígidas que sirven para resaltar la figura femenina, para diseñar siluetas y telas más relajadas, al final proliferan vestidos hechos en tul, como es de esperar en una colección de esta romana, igualmente, los colores vistos fueron los nudes, negro, blanco y gris. Plus, se rumora que esta sería la última colección de Maria Grazia para la firma.

Gucci

Para su colección Primavera – Verano 2019, el director artístico de esta marca italiana, Alessandro Michele, abandonó Milán para exponer su último show en París, en uno de los grandes símbolos de la vida nocturna de la ‘ciudad luz’, Le Palace, discoteca popular entre los años 70 y 80. Michele dijo, “Todo está un poco empolvado aquí, un poco abandonado, pero hermoso.

Pero este lugar está lleno de vida. Los modelos podrían haber venido a este club nocturno”. Y es que la estética retro no es extraña para este diseñador, se apoderado de eso para llevar vida a esta firma de moda. Las chicas fueron vestidas con plumas, lamé, cristales y tocados de coristas, mientras que los chicos, además de prendas clásicas, vistieron ropa interior con diseños brillantes, uno de ellos llevaba una concha de mar.

Saint Laurent

Una de las cosas por las que fue reconocido Yves Saint Laurent al fundar su marca homónima, es por apropiarse de la liberación sexual, empoderar a las mujeres, sobre todo a las parisinas, este es un elemento que no olvida Anthony Vaccarello, el actual director creativo de la casa de modas.

Para este último show hay una especie de similitud a la colección Primavera – Verano 2015, diseñada por Hedi Slimane para la marca, por este estilo de groupie y chica que adora ir a fiestas en la década de los 70s, vestidos cortos con brillantes, chaquetas en terciopelo, estampados de estrellas y shorts metalizados, solo que Vaccarello añade terciopelo y mucha desnudez, después de todo, su estilo se basa en la sensualidad. Algo para resaltar: traer a top models de hace diez años como Abbey Lee Kershaw y Freja Beha Erichsen.

Paco Rabanne

Un verano caluroso frente a la playa con brisa marina refrescando el cuerpo ante el intenso calor, esta es la sensación que provoca la última colección del maestro Julien Dossena, director creativo de la marca, “Realmente no me alejé lo suficiente, así que pensé más en el viaje interior, en la menta. Sobre un armario de recuerdos de alguien que los mezcla con sus propios clásicos”, dice el diseñador.

Dossena reinterpreta las cadenas y mallas metálicas con una estética hippie e hindú de los sesentas, acompañándolas con camisetas, pantalones pitillos, vestidos en transparencias de encaje y estampados florales. Algunos bloggers en Instagram y Tumblr calificaron este show como el mejor de la Semana de la Moda de París.

Céline

Esta es probablemente la colección más esperada y polémica en todo el evento de moda, ya que significa el regreso de Hedi Slimane a diseñar, esta vez a la cabeza de esta marca francesa, en una entrevista otorgada unos días antes a Le Figaro, el artista habló sobre tener muy claro su estética y no ir hacia otra dirección, esto fue reiterativo en su primera colección para Céline, expuso todo por lo que es conocido, modelos usando pantalones skinny, vestidos cortos, chaquetas de cuero y ese estilo ochentero que tanto le caracteriza. Por lo que no hay nada nuevo qué hablar al respecto, sencillamente es Hedi Slimane siendo Hedi Slimane.

Valentino

PierPaolo Piccioli es el director creativo de esta histórica firma de moda, se ha apropiado de ella con gran maestría, haciendo que cada colección sea un derroche de extrema elegancia y glamour, comparado con la simpleza que suele verse en las calles.

“Estaba pensando en paraísos, en las colonias de artistas del pasado. Hubo razones por las que la gente artística iba a lugares como estos, para que pudieras vivir sus identidades. Hoy, todo el mundo está hablando del escapismo.

Pero no creo en eso, creo que todos deberían vivir sus identidades en la ciudad o donde sea que estén”, dijo el diseñador, demostrando esta inspiración en las prendas que lucieron las modelos en la pasarela, el desfile lo inauguró la supermodelo Kristen McMenamy, de manera regia y con su cabello platinado, lucía una túnica negra son los hombros descubiertos. Se vieron vestidos rojos, otros con los clásicos estampados florales y lentejuelas, los últimos trajes fueron hechos con telas plisadas que flotaban al caminar.

Chanel

Karl Lagerfeld, como es de costumbre, llevó su colección al Gran Palais de París, esta vez convirtió su plaza en una playa, con arena, olas y brisa, ¿Quién esperaría ver esto en la capital francesa? Asimismo, llevó este aire veraniego a las prendas, en tonos como el amarillo, el rosa, el clásico beige, negro y blanco, las modelos desfilaron con chaquetas elaboradas en tweed, encaje, tul, y lentejuelas, shorts de bicicleta, minifaldas y sombreros de pajas.

Louis Vuitton

La década de 1980 como tendencia permanece fuerte en la industria de la moda, así lo mostró Nicolas Ghesquière esta temporada, con un espacio de luces neón en uno de los patios del museo Louvre en París. Esto también se vio reflejado en las prendas, las grandes siluetas se repartieron entre mangas abombadas, vestidos de malla metalizada y la serie de trajes espaciales al final de la colección, florales en tejido jacquard. La colección se sintió como un tributo a su trabajo anterior, como director creativo en Balenciaga.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO