Steven Meisel, el genio fotógrafo de moda

5 de junio del 2018

Es uno de los más importantes fotógrafos de moda.

Steven Meisel

Muchos personajes de la industria de la moda luchan por ser el centro de atención, por ser fotografiados en cada una de las alfombras rojas, por aparecer en cada titular de una revista de farándula, por tener amigos celebridades, por estar en las fiestas más exclusivas y por lograr reconocimiento internacional. Pero ese no es el caso de Steven Meisel, el fotógrafo de moda más relevante en la actualidad y uno de los mejores pagos en este negocio. Sin necesidad de llevar su vida ante las cámaras, porque son contadas sus apariciones públicas y sus entrevistas, lo que habla de él son los hechos, su legendario trabajo y talento magistral.

Si decide hacer una aparición en fotografías, seguramente tendrá lentes oscuros. En cuanto a las entrevistas, su rareza es igual. En una de las dos más conocidas se negó a hacerla personalmente, habló por teléfono con el periodista. Milagrosamente, en la campaña publicitaria de la marca Loewe para la temporada Otoño – Invierno 2015/2016, Meisel utilizó varios autorretratos, dando un destello sobre lo poco que se sabe sobre el “fotógrafo sin rostro”. ¿Qué hay detrás de este misterioso e impactante personaje?

Cortesía: Loewe

Steven Meisel nació el 5 de junio de 1954 en Nueva York. Desde pequeño, sus intereses se centraron en apreciar la belleza femenina por medio de dibujos, rechazando lo mundano de los juguetes. Creció apreciando el estilo regio de personajes de alta sociedad como Gloria Guiness o Bae Paley. Luego se fijó en otros personajes más contemporáneos, como las supermodelos de los sesenta Twiggy, Veruschka y Jean Shrimpton.

Contrario a lo que muchos piensan, Meisel empezó como ilustrador, de hecho estudió ilustración de moda cuando estuvo en Parsons. Uno de sus primeros trabajos fue como ilustrador en Halston. Pero se dio cuenta de que esta técnica era algo del pasado, por lo que vio en la fotografía un salvavidas.

Durante su estadía en Women Wears Daily fue envíado a la agencia de modelaje Elite, donde fotografió a varias chicas, una de ellas envió su trabajo a la revista Seventeen y, de inmediato, Meisel fue contratado.

El trabajó fotográfico de este talentoso creció desde su admiración por otros iconos de la fotografía como Jerry Schatzberg, Irving Penn, Richard Avedon o Bert Stern. Pero el estrellato de este personaje llegó cuando se hizo amigo de la creciente estrella pop, Madonna, encargándose de fotografiar la portada del disco Like a Virgin, en 1984. Esto le permitió conectar con personas claves de la industria, como Franca Sozzani, quien le dio la oportunidad en la revista Vogue Italia, en la que ella recientemente había sido escogida como editora en jefe. Para la primera portada, de agosto de 1988, los dos hicieron un dueto mostrando el “nuevo estilo” de la industria de la moda.

Esto sería solo el principio de una extensa lista de grandes éxitos. Steven Meisel fue el elegido de Madonna, la reina del pop, para fotografiar su controversial libro SEX, de 1992, en el que narraba sus más profundas fantasías sexuales. Además de trabajar con ella en diversos sencillos del álbum Erotica, también trabajó para Mariah Carey, en su álbum Daydream.

Además de su trabajo editorial en revistas como Vogue Estados Unidos, Interview o W, Steven Meisel también ha desarrollado su talento en campañas publicitarias para grandes casas de moda como Prada, Dior, Louis Vuitton, Lanvin, Versace, Dolce & Gabbana, Valentino, Anna Sui, Coach y Calvin Klein. La que hizo en 1995 para esta última publicación fue bastante polémica, de hecho, los avisos tuvieron que ser retirados.

Meisel es de esos pocos que logran una carrera longeva en la industria de la moda, ya que su talento y la buenas relaciones lo llevaron a estar siempre en vigencia. Por ejemplo, su trabajo consecutivo en las portadas de Vogue Italia desde que inició, luego, cuando Sozzani murió en 2016 y la dirección cambió, su trabajo para la revista empezó a mermarse, aunque antes de su fallecimiento, la revista contó con trabajo de fotógrafos diferentes. Igualmente, desde principios de la década de 2000, trabajó en cada una de las campañas de la Prada, hasta 2016.

El éxito de este personaje no yace solamente en su capacidad de demostrar la belleza de las modelos y prendas que captura, sino en cómo logra unir esto con temas actuales. Algunos de sus éxitos se deben a trabajos como temas políticos. Para la edición de septiembre 2006 de Vogue Italia, la historia principal se centró en la visión del mundo después del atentado del 11 de septiembre, mostrando a las modelos armadas y entrenadas, presentándose en el miedo al terrorismo.

Igualmente, está la edición de Vogue Italia de agosto de 2010, su protagonista, la modelo Kristen McMenamy, se ve como una sirena envuelta en crudo negro, haciendo referencia a la irresponsabilidad de los gobiernos ante problemáticas de derramamiento en los mares.

Por otro lado, también toca temas sociales como el de la obsesión por la cirugía plástica, en Vogue Italia julio 2005. El racismo en la industria de la moda es algo latente, por lo que decidió tener en la edición de julio 2008 un casting de solo modelos negras, entre ellas, Naomi Campbell, Liya Kebede y Jourdan Dunn. También mostró a modelos plus size en la portada de julio 2011. Igualmente, ha tocado el tema queer, inspirándose en la estética de las drag queens en varias editoriales firmadas por él mismo.

Steven Meisel también ha sido el responsable del despegue al éxito de diferentes modelos, sus musas han tenido un despliegue importante, no solo en Vogue Italia, también en diferentes marcas de moda, entre ellas, Linda Evangelista, Amber Valletta, Karen Elson, Raquel Zimmermann, Coco Rocha, Sasha Pivovarova, entre otras.

En la actualidad trabaja en algunas portadas de la nueva versión de la Vogue Británica, al mando del editor en jefe Edward Enninful, y ha fotografiado las últimas campañas de marcas como Loewe, Max Mara, Versace y Moschino.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO