La nueva técnica para aplicar el rubor

La nueva técnica para aplicar el rubor

5 de junio del 2019

En términos de tendencia al hablar de maquillaje todavía sigue llevándose un aspecto natural y fresco, para evitar ese aspecto frío y plano en el rostro el truco está en usar rubor, que da una apariencia más cálida y juvenil, además, también ayuda a esculpir los rasgos de la cara.

Escuche 5 grandes canciones de Kaleth Morales:


Pero ahora existe una técnica diferente para aplicar este cosmético, la reconocida experta en maquillaje, Lisa Eldridge, sugiere un acercamiento distinto que es más pictórico que ella llama “rubor de acuarela“.

Esta técnica utiliza diferentes tonos de rubores, desde los corales a los rosados brillantes y luego, suavemente, se sobreponen a través de los parpados y los pómulos. El truco es comenzar por usar los colores más claros primero y luego añadir los más oscuros, los tonos más contrastantes son los que van encima.

“No es un look glam de blush inspirado en los setentas. Es suave y pictórico”, dice Eldridge. Es una forma sofisticada de hacer que el rubor destaque pero sin terminar luciendo como una muñeca vieja.

El objetivo de esta forma de aplicar este producto no es esculpir el rostro, más bien se trata de una sensación, de agregar un toque cálido y profundo gracias a la superposición de diferentes tonos de rubor.

“Se trata de jugar con los colores y luego dar un paso atrás para echar un vistazo y comprobar el equilibrio del look”, dice la experta. “Luego, sigue experimentando hasta que te des cuenta de que todo se juntó. Sigue tus instintos, como si realmente estuvieras pintando”.

En cuanto a los colores a usar, “Es hora de asaltar tu colección de colores (…) ya que quieres una selección de tonos oscuros y claros. Puedes usar una mezcla de coloretes mate y unos con un poco de brillo también. Personalmente me gusta usar muchos tonos de naranja y rosa”.

Según la artista del maquillaje es mejor usar rubores en polvo, ya que son más fáciles de difuminar sobre la piel, pero si definitivamente usted es amante de las texturas líquidas o cremosas puede intentarlo también.

La idea es usar al menos dos brochas para rubor, es decir, aquellas que son un poco gruesas en la punta y suaves al deslizar, si usa una sola, al cambiar de un color fuerte a uno más claro va a terminar combinando los dos tonos y solo quedará uno al ver el resultado final.

El rubor de acuarela funciona en todos los tonos de piel, solo es necesario prestar atención a qué colores usar, “Los tonos de rubor que usas son realmente dictados por el tono de tu piel y probablemente poseas los que sabes que te quedan. Pero, si tienes un tono de piel más oscuro, busca tonos más profundos, de lo contrario el aspecto puede parecer demasiado ceniza”, recomienda Lisa Eldridge.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO