‘Tejiendo hilos de tradición’, la colección de Hernán Zajar

26 de septiembre del 2018

El pasado 7 de septiembre, los habitantes del municipio de Mompox fueron testigos del espectacular desfile de Hernán Zajar ‘Tejiendo Hilos de Tradición – Una mirada al río’. El diseñador oriundo de ‘la tierra de Dios’ presentó varias prendas exclusivas que fueron producto de largos meses de trabajo en diferentes regiones del país. El blanco […]

‘Tejiendo hilos de tradición’, la colección de Hernán Zajar

El pasado 7 de septiembre, los habitantes del municipio de Mompox fueron testigos del espectacular desfile de Hernán Zajar ‘Tejiendo Hilos de Tradición – Una mirada al río’. El diseñador oriundo de ‘la tierra de Dios’ presentó varias prendas exclusivas que fueron producto de largos meses de trabajo en diferentes regiones del país.

El blanco que predominó en el desfile que se desarrolló en la Albarrada de Mompox, maravilló a los espectadores que también se dejaron seducir por el trasfondo de esta colección. Diversos artesanos del país inspiraron al momposino a darle vida a las piezas que buscan rendir un homenaje a la paz que se vive en el departamento de Bolívar.

“Tejiendo hilos de tradición, es un homenaje a la ruta de la paz del departamento de Bolívar, apoyada con gran entusiasmo por los departamentos de Santander con su traje típico de Vélez, bordado y plisado; sus bolsos tejidos en fique, los prendedores y orejeras en plata alusivos al tema de inspiración, Valle con su falda bordada a mano con hilos de algodón, Huila con sus carteras tipo clutch y Caquetá con pectorales y pulseras tejidas tridimensionalmente, manillas y accesorios de hombros y cabeza elaborados en chaquiras aportan su trabajo artesanal, además aretes con forma de alas que evocan al vuelo de las garzas y su libertad, logrando una colección que hereda en una mirada actual toda una carga de tradiciones clásicas y ancestrales”, afirmó Hernán Zajar a KienyKe.com.

El diseñador colombiano que históricamente se ha caracterizado por inspirarse en el país en sus diferentes colecciones, le dio una nueva imagen a la tradicional falda veleña de Santander, dejando como único color el blanco.

Los parámetros del diseño fueron dados por el mismo Hernán Zajar con el color blanco, el árbol, el río, el pescador, su barca y su atarraya que nos permiten adentrarnos en un mágico sueño y hacen que el reto de la transformación de la falda típica veleña cargada de flores, que hacen de ella un hermoso jardín, sea un reto arduo pero muy interesante; con un sólo propósito: calidad, belleza y elegancia; siempre basada en lo tradicional para su elaboración y diseño: textiles, hilos, técnicas de plisado, bordado y recamados.

“Con gran satisfacción se logró el objetivo final: una fina, delicada y elegante falda inspirada en la falda típica veleña santandereana fusionada con los aires tropicales de una hermosa región Caribe. A las diseñadoras y artesanas santandereanas les llena de orgullo y satisfacción esta maravillosa experiencia que hace que su trabajo trascienda límites y fronteras, transformando la falda veleña en una falda internacional”, expresó Priscila Santos, primera dama del departamento de Santander.

Al igual que lo hizo con la tradicional falda veleña, Hernán Zajar, con el apoyo de diferentes artesanos puso su impronta en las diferentes piezas que surgieron en el Huila como el sombrero de Suaza y sus sensacionales carteras de pindo.

“La invitación es a replicar este tipo de iniciativas en las regiones y, desde nuestro trabajo social, incentivar la vocación artesanal para que siga heredándose y continúe siendo protagonista del desarrollo nacional. Tenemos la tarea de buscar más escenarios donde se exhiba el ingenio y el talento de nuestros queridos artesanos”, apuntó Myriam de González, primera dama del departamento del Huila a KienyKe.com.

Históricamente, el Valle del Cauca ha sido un departamento que se ha caracterizado por reunir gran cantidad de tradiciones del pacífico colombiano. En su desfile ‘Tejiendo Hilos de Tradición – Una mirada al río’, Hernán Zajar no quiso ser ajeno a todas esas historias de este departamento y trabajó de primera mano con varios de los artesanos de la región, que entre otras cosas, se vieron beneficiados con los múltiples aprendizajes que dejó el diseñador.

“Los artesanos de Colombia a través del trabajo conjunto con el diseñador Hernán Zajar, podrán potencializar su trabajo por medio de la incursión en nuevos mercados nacionales e internacionales, sin perder su esencia local. A través de creaciones hechas a mano con materiales propios de cada una de las regiones, y con los colores particulares y extraordinarios que están acostumbrados a incluir en sus productos, mezclados con moda internacional, permitirán ampliar la oferta y aumentar las ventas generando oportunidades laborales para ellos y las personas de sus comunidades”, comentó Jimena Toro, gestora social departamento del Valle del Cauca.

Es importante destacar que el diseñador colombiano contó con la Federación Nacional de Departamentos (FND) como su gran aliado para el trabajo mancomunado con los artesanos de las diferentes regiones.

Caquetá es un departamento que a lo largo de la historia ha padecido décadas de conflicto armado. Justamente en esta colección en la que Hernán Zajar busca enviar un mensaje de paz a los colombianos, este departamento fue vital en su trabajo.

Blanca Culma, una mujer de hogar sencillo, en un pequeño garaje en su vivienda instaló su taller, sitio de inspiración entre semillas, plumas, maderas, piedras, chaquiras y colores, donde recrea cada uno de sus diseños. Unos nacen del multicolor de las guacamayas, otros de los búhos y otros de la flora y la fauna. Ella cuenta con el respaldo incondicional de la primera dama de Caquetá, Gilma Díaz de Pacheco y del mandatario seccional; quienes patrocinaron sus presentaciones a nivel nacional.

“La gran oportunidad de alternar y conocer de la experiencia de un artista y diseñador nacional e internacional como Hernán Zajar fue una oportunidad única, que permitió adquirir experiencia y conocimiento en el diseño moderno de artes, manillas, collares, y piezas que entran a hacer parte no solo del traje sino de la personalidad de las modelos. Conocimientos y experiencias de las diferentes regiones, que de forma magistral unió para presentar en un gran evento la Federación Nacional de Departamentos, la cual además fortalece el trabajo social y empresarial de mujeres y hombres de sitios apartados de Colombia”, destacó Gilma Díaz de Pacheco, primera dama de Caquetá.

Al evento desarrollarse en Mompox, el departamento de Bolívar no podía ser ajeno a este homenaje a la paz. El Festival de Jazz fue la excusa perfecta para compartir y disfrutar de esta maravillosa colección que reúne el trabajo de un momposino con el de decenas de artesanos en todo el país. El evento fue todo un éxito y los asistentes quedaron con ganas de vivir más emociones.

“Los momposinos y visitantes a la ‘Ciudad de Dios’ disfrutaron de la colección de accesorios hechos por artesanos de Caquetá, Huila, Santander y Valle del Cauca. Los asistentes resaltaron, principalmente, la tejeduría artesanal de los detalles producidos en macramé y crochet que demuestran la creatividad y talentos de los artesanos de todo el país”, puntualizó Liliana Majana, primera dama de Bolívar.

Gracias al festijazz que este año tuvo a más de 17 mil asistentes, se comprueba que todas las artes se pueden unir: la música, el cine, la pintura, la escultura, la moda y las artesanías, entre muchas otras.

Por: Andrés Romero Cuesta

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO