La nueva y controversial tendencia en cirugías cosméticas

13 de diciembre del 2019

Según los expertos así es cómo sus pacientes se quieren ver.

cirugías plásticas

@krowwithak

Las cirugías plásticas o cosméticas que están más en tendencia son aquellas que dan una apariencia andrógina o de género neutro (ni masculino o femenino), así lo afirma un reconocido cirujano plástico basado en Los Ángeles, California, el doctor Alexander Rivkin, pionero en la cirugía de nariz en cinco minutos.

El experto ha notado cómo sus pacientes están alejándose de los extremos femeninos y masculinos, y prefieren un resultado más andrógino. Para las mujeres, en vez de suavizar, él nota más pedidos de cirugías plásticas hablando de ángulos bruscos con mandíbulas y narices rectas, mientras que los hombres están pidiendo más realces de labios y pómulos.

Al usar una combinación de bótox y rellenos ubicados de manera precisa, Rivkin menciona que los clientes están buscando una imagen más moderna y personalizada, que de un aire de género fluido.

“No es que la gente esté viniendo a mi oficina y diga, ‘Quiero verme más género neutro'”, dice el doctor. “Sí lo veo como un cambio gradual en lo que las mujeres y hombres piden y las clases (de cirugías plásticas) que ellos quieren”.

El experto cree que esto es un cambio en comparación a tiempos en los que los rasgos hiperfemeninos eran bastante populares. “La gente sigue queriendo aumentar sus labios, pero siendo más conservador al respecto. (Son más) naturales, no los súper grandes labios que estábamos acostumbrados a ver”.

“Las mujeres quieren una mandíbula marcada y eso es un símbolo de fuerza y confianza. Entonces eso se ha convertido realmente en una cosa más grande que antes en mi práctica”, afirma el cirujano. Él ve cómo los hombres quieren labios más rellenos y bótox, lo que es típicamente considerado más femenino, en vez de un estilo hipermasculino.

El experto cree que los influenciadores y celebridades como Zendaya, que es una mujer con un mentón definido y fuerte, interpretando un personaje que es vulnerable y confiado, mientras que personajes masculinos, como Ansel Elgort, que tienen labios más rellenos, siguen considerados símbolos sexuales.

A nivel cultural, esto podría deberse a que en los últimos años es evidente como las personas con identidades de género fluido han sido más aceptadas, aunque hay un largo camino por recorrer.

Además, entre los hombres se está viendo que se alejan de masculinidades tóxicas, abrazando expresiones más sensibles, en cuanto a las mujeres, después del impacto de movimientos como el #MeToo, ellas apuntan a un feminismo poderoso e interseccional. De esta manera es notorio que los ideales de belleza están cambiando.

“Decidí rellenar mis labios porque quería corregir la asimetría y lograr una apariencia más completa y sensual con un poquito de proyección”, dijo uno de los pacientes del doctor Rivkin a la revista Dazed & Confused.

“Le pedí a mi inyector que hiciera la diferencia perceptible. Quería que la nueva apariencia fuera algo que le hiciera a las personas sentirse atraídas”. El paciente se identifica como un hombre gay y confesó que quería verse más femenino y “bello”, y que la androginía jugaba un rol importante en esto.

Los pacientes de cirugías plásticas creen que los rasgos más femeninos en hombres son “visualmente maravillosos”, a pesar de ser “menos esperados”. “La androginía es algo que atrapa la atención, incluso si es solo porque la gente no sabe qué hacer con eso”.

Otro paciente de Alexander Rivkin recibió un relleno de mandíbula y mentón para balancear sus rasgos, “Una mandíbula definida y un mentón género neutro. No hace que te veas masculino o artificial siempre y cuando sea hecho con moderación”, expresó. Un tercero explicó: “No creo que haya necesidad de ser guías claras sobre la belleza”.

“A mí personalmente me gusta más una apariencia masculina cuando se trata de mi mandíbula. Una mandíbula fuerte y definida en una mujer es muy lindo en mi opinión. Por otro lado, me inyecté los labios para una apariencia más femenina y sensual”, dijo.

Según el paciente, “una mezcla entre rasgos suaves femeninos y algunos rasgos fuertes masculinos” es atractivo y exótico mientras le permite jugar con sus lado masculino y femenino, hablando en términos de belleza y moda.

Cuando empezaron el procedimiento, mostró como referencia las mandíbulas de Zendaya y Zoë Kravitz, “Ambas son tan hermosas y femeninas aunque con rasgos masculinos como una fuerte mandíbula”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO