¿Qué tipo de polvos usar según el tono de piel?

¿Qué tipo de polvos usar según el tono de piel?

2 de noviembre del 2017

A través del día a día, entre las personas que usan maquillaje con ese fin de disimular imperfecciones como granitos, ojeras, zonas rojas, entre otras, o para emparejar el tono de la piel, surge la pregunta ¿qué tipo de polvos de usar con este fin? Los polvos son uno de los productos más indispensables en la cosmetiquera. Este espectro de maquillaje, ofrece dos tipos, los compactos y los sueltos. Estas son sus diferencias y beneficios.

Polvos compactos:

 El efecto que da este tipo de polvos, es de tono parejo y un aspecto de piel aterciopelada, su pigmento, o sea el color, es más cargado que el de los sueltos, por eso, si no se ha aplicado una base previamente, se pueden usar los compactos, pero si ya se ha aplicado la base cremosa, tenga cuidado con no utilizar los polvos demasiado, porque el acabado va a ser sobrecargado y las líneas de expresión o cicatrices se acentuarán. La combinación base y polvos es para la noche, en el día, se puede utilizar retocando las zonas grasas y corregir el maquillaje.

Las pieles secas se pueden afectar cuando se usan los polvos contactos de sobremanera si la piel presenta puntos negros, estos pueden contribuir a la aparición y complicación de estos.

Polvos sueltos:

 Estos se pueden confundir con los traslúcidos, pero la verdad es que también pertenecen a esta clase, solo que hay unos que su presentación viene con alguna tonalidad, mientras que los traslúcidos, no agregan ningún color, su finalidad es sellar el maquillaje, cuando se ha utilizado alguna base, por eso no es necesario usarlos sin haber aplicado algo antes, a menos que se quiera corregir brillo en la piel.

Contienen unas partículas físicas diminutas que contribuyen a un aspecto más natural en la piel, así que son ideales para las pieles grasas o mixtas y por su composición, atrapan mejor la luz, así que, es preciso que en los casos de granitos y puntos negros, se usen, exclusivamente, los polvos sueltos y traslúcidos.

Ahora, al tener en cuenta las diferencias, se pueden tener en casa, solo que se usan dependiendo del tipo de piel y de la ocasión, los compactos para el día y los sueltos para la noche con el objetivo de dar el toque final al maquillaje