Los ingredientes que una crema antiedad debe tener

13 de mayo del 2018

Para todas aquellas personas que quieren revertir el paso de los años, esto es lo que su crema antiedad debe tener.

Crema

Para todas aquellas personas que quieren revertir el paso de los años, esto es lo que su crema antiedad debe tener.

La fuente de la eterna juventud jamás será encontrada, pero sí se puede dejar de creer lo que toda la publicidad de cosméticos dice, en el caso de querer lucir de veinte cuando se tiene treinta, o de treinta cuando se tiene cincuenta puede ser más fácil si contamos con los instrumentos adecuados, en el caso de una crema antiedad, es necesario leer sobre cuál es su contenido, específicamente, estos son los ingredientes que le ayudarán a revertir el paso de los años en su piel.

Para comenzar, la protección solar es el primer truco que cada persona debe tener en cuenta si quiere cuidar el cutis, sin importar su edad. La radiación ultravioleta es responsable del 80% del envejecimiento de la piel. En una entrevista para un diario español, la reconocida dermatóloga, Adriana Ribé, comenta “La última capa de tratamiento debe ser siempre un filtro solar de amplio espectro con un grado alto de protección. Los 365 días del año, aunque no nos tumbemos en la playa, el sol incide sobre nuestro rostro en el coche, mientras caminamos por la calle… Hay que aplicarlo antes de salir de casa y reaplicarlo cada dos horas si vamos a estar en exteriores”. La crema protectora solar debe ser de alto factor, entre 30 a 60 es lo ideal,.

Su crema también debe contener vitaminas E y C ya que el medio ambiente, entre la radiación y contaminación dejan la piel con las fibras de colágeno y elastina oxidadas, esto hace que el cutis pierda rapidamente su elasticidad y firmeza, y aparecen las temidas líneas de expresión. Las vitaminas mencionadas son útiles para aportar antioxidantes, y además la C ayuda a la producción de colágeno y aclara las manchas.

Continuando, el resveratrol es otro ingrediente obligatorio, que viene siendo un importante antioxidante y reconocido por estar presente en las uvas, su objetivo principal es estimular la formación de las propias enximas antioxidantes.

También tenga en mente la Coenzima Q10, naturalmente está en nuestro organismo, el problema lo explica María Segurado, experta en dermatología, “Pero debido a la exposición solar y a la edad, a partir de los 25 a 30 años conviene reforzarla con un aporte externo”.

En cuanto al problema de las manchas, esto sucede porque los melanocitos (célula que produce melanina y protege de los rayos del sol) empiezan a fallar, por lo que se recomienda tene una clema que incluya niacinamida, “la niacinamida o vitamina B3 inhibe la acción de la tirosinasa, la enzima necesaria para la sintésis de la melanina. Si no se metaboliza, no hay mancha. A la vez, esta vitamina estimula la renovación celular epidérmica”, explica Isabel Aldanondo, del grupo de dermatología Pedro Jaén.

Debido a la perdida de luminosidad en la piel a los treinta, ya que las células muertas no se eliminan como antes, se recomienda tener una crema que contenga hidroxiácidos, que vuelve más fácil el proceso de retirar las células muertas, hay dos tipos de este ingrediente, los alfa, ideales para pieles grasosas o con acné y los beta, con acción exfoliante intensa.

Igualmente, no se olvide del retinol, un ingrediente multiusos, sirve para suavizar las arrugas, merma las manchas, reduce los poros y aumenta la regeneración de las células. Usarlo no le hace sensible al sol, pero sí al calor, por lo que no se recomienda usarlo en un día de playa.

Además, su crema antiedad debe poseer lípidos, algo que después de los treinta años, su piel ya no produce como antes, haciendo más indefensa en la piel, a los cambios de temperatura o clima por ejemplo. Ya que la dermis no es una barrera tan fuerte como antes, entonces, lo que tiene que hacer es, en la etiqueta del producto, busque ceramidas, ácidos grasos (omega 3, 6 y 9) y colesterol, que no tiene el mismo efecto en la piel que en la sangre.

Finalmente, uno de los favoritos en términos de cosmética, con la propiedad de absorber 1.000 veces su peso en agua, es decir, es un tremendo hidratante, sus moléculas se meten en los surcos de la piel, atrapan el agua y se hinchan, rellenando así las arrugas. Asimismo, colabora en la producción de colágeno, cicatriza y renueva las células.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO