Vestidos de baño para mujeres con cáncer de mama

Vestidos de baño para mujeres con cáncer de mama

26 de Diciembre del 2014

En Colombia se diagnostican al año cerca de 5.600 nuevos casos de cáncer de mama. De los estos, un 10% de las mujeres deciden someterse a un proceso de mastectomía, es decir, la extirpación quirúrgica de una o ambas mamas.

Después de una experiencia personal, Ivonne Petecua Aguirre, diseñadora industrial de la Universidad Nacional y dueña de la marca Onirica, creó una línea exclusiva de vestidos de baño para las mujeres víctimas de cáncer de seno.

Lea también: Seis tipos de cáncer relacionados al sexo oral 

Su trabajo promete mejorar la calidad de vida y devolver la seguridad a quienes padecen esta enfermedad. “Es un producto que puede ayudar a la mujeres en su proceso de readaptación al cambio y a la vida, realizando actividades que antes eran muy cotidianas y que ahora no deben perdérselas”, dice su creadora.

Según informan los expertos del Instituto Nacional de Cancerología (INC), el procedimiento de la mastectomía podría reducir hasta un 90% el riesgo de que los tumores se manifiesten y no representa algún daño para la paciente.

Vestidos de baño cáncer

“Luego de que mi suegra María del Rosario sufriera de cáncer de mama y fuera intervenida con una mastectomía, al llegar la época de vacaciones, ella tenía muchos temores, miedos y preguntas porque no sabía qué debía hacer para ir de paseo. Sentí que podía hacer algo para ayudarla y mejorar ‘caseramente’ su condición. Traté de hacer lo mejor posible. Sin embargo, entendí que se podía hacer algo mucho mejor”.

Fue así como Ivonne llegó a la Fundación AMESE (Apoyo a Mujeres con Enfermedades del Seno). Allí entendió que la problemática afectaba a muchas mujeres y comenzó a desarrollar la idea de elaborar vestidos de baño para las víctimas de cáncer de mama. “Luego mi suegra recayó y falleció. En ese momento, el proyecto tomó mucho sentido y fuerza”.

Lea también: El cáncer de mama también ataca a hombres 

La línea de vestidos de baño para mujeres que se han practicado la mastectomía lleva el nombre: Rosario, al agua por tu bienestar. “Tiene nombre de mujer obviamente por mi suegra pero también porque representa a cada una de esas luchadoras que batallan contra el cáncer de mama”. 

Estos vestidos de baño tienen un diseño especial que se adapta al cuerpo de una mujer que ha perdido uno o dos senos. Por ejemplo, se hizo un levantamiento en el escote y en la zona de la axila.

También ofrecen mayor cubrimiento en la espalda. “Además se desarrolló un ‘relleno’ o ‘prótesis’ que favorece al equilibrio en el cuerpo. En cuanto a materiales, se buscaron de bajo costo para no limitar el acceso al producto. Son materiales tradicionales que se usan para hacer vestidos de baño pero adaptados y confeccionados con nuevas formas”.

Vestidos de baño cáncer

Según Ivonne, el desarrollo del relleno fue de prueba y error porque las prótesis para las mujeres con mastectomía ya existen en el mercado, pero su alto costo limita el acceso. “Se buscó hacer un relleno que cumpliera casi las mismas características pero a un menor costo. Se necesitaron materiales que ayudaron a simular la caída natural del seno y que no flotarán tanto. Esto se fue afinando con las visitas a la piscina y comprobando los modelos en el uso”. El proceso definitivo del diseño duró cuatro meses.

Lea también: Seis hábitos que lo pueden acercar al cáncer 

Los vestidos de Rosario se caracterizan por las telas coloridas. “Desde el inicio del proyecto se buscó crear un producto que fuera para la vida. Me explico: no se buscaba hacer un producto ortopédico si no por el contrario un producto que pueda llegar a encontrarse en lugares tradicionales donde se compran productos femeninos. El color es muy importante pero no solo el color si no también los estampados, con estos últimos se han adelantado unas pruebas iniciales”.

Rosario ofrece bikinis, enterizos y tankinis en todas las tallas. Estos dos últimos han sido los más explorados por la marca porque las mujeres con las que se trabajó eran de edad mayor y sus gustos así lo prefirieron. “Las mujeres con mastectomía buscan el equilibrio en su cuerpo, que no se vean sus cicatrices y, al igual que todas las mujeres, quieren verse esbeltas, sin gorditos y muy bellas”, cuenta Ivonne.

Por el momento, se están afinando detalles del producto. Se espera que pronto puedan ser comercializados en el país y en otros países de Latinoamérica.

Para Ivonne el proceso de trabajo con las mujeres que se han practicado la mastectomía fue muy enriquecedor. “Ellas están muy receptivas y dispuestas a aportar todas sus opiniones para estas iniciativas casi sin tabúes. Esto ayudó a que cada paso avanzado fuera mucho más fructífero. Sus comentarios y opiniones fueron vitales en el proceso de diseño participativo”

“Creo firmemente que todas podemos disfrutar del agua sin limitarnos por nuestro cuerpo”, concluye Ivonne.