328 millones de personas en el mundo conviven con Hepatitis

28 de julio del 2018

Con el lema “Hacerse pruebas. Tratarse. Curarse”, el Día Mundial de la hepatitis quiere llamar la atención sobre la hepatitis de tipo B y C, las variedades más peligrosas y, paradójicamente, las más difíciles de detectar debido a que pueden pasar años antes de que presenten síntomas. El contagio más común es por vía sexual, […]

328 millones de personas en el mundo conviven con Hepatitis

Con el lema “Hacerse pruebas. Tratarse. Curarse”, el Día Mundial de la hepatitis quiere llamar la atención sobre la hepatitis de tipo B y C, las variedades más peligrosas y, paradójicamente, las más difíciles de detectar debido a que pueden pasar años antes de que presenten síntomas. El contagio más común es por vía sexual, transfusiones sanguíneas o por uso compartido de elementos contaminados como jeringas, cuchillas y agujas para hacer tatuajes.

Se estima que en Colombia hay 300.000 casos de hepatitis B y C y la mayoría está sin diagnosticar, lo que conlleva un alto riesgo de complicaciones y muerte en el medio plazo. En conjunto, la hepatitis B y C son responsables del 96 por ciento de las muertes causadas por esta enfermedad.

“El verdadero problema de la hepatitis tipo B y C es que son enfermedades muy silenciosas, no tienen complicaciones agudas y, cuando el paciente presenta síntomas, ya es muy difícil hacer un tratamiento adecuado”, comenta el especialista de Top Doctors, William Salazar, reconocido gastroenterólogo internista.

Sin embargo, es un tema que preocupa a los colombianos. De acuerdo a datos facilitados por Top Doctors, las búsquedas en Internet sobre hepatitis o temas relacionados se acercan a 60.000 al mes.

Para el doctor Salazar, ambos tipos tienen la misma connotación de gravedad pero la hepatitis B tiene más posibilidades de ser transmitida, por ejemplo de la madre al feto. Gracias al esquema de vacunación obligatoria, que en Colombia se aplica hace cerca de 20 años, la hepatitis B está más contenida mientras la hepatitis C va en aumento.

“La mayoría de los casos se detectan en edades superiores a los 50 años, en etapas ya avanzadas”, comenta el doctor Salazar “antes de 1993, en Colombia no se realizaban estudios de sangre para este virus. Muchos de los casos corresponden a personas que tuvieron transfusiones o cirugías antes de esta fecha”.

Según los datos de la OMS, en el 2015 la hepatitis viral causó 1,34 millones de decesos, casi el mismo número de muertes que el VIH o la tuberculosis, y la cifra sigue creciendo debido a que la gran mayoría desconoce que está infectada y, por lo tanto, no accede al tratamiento para curarse. Se estima que solo el 9 por ciento de los infectados con el virus de la hepatitis B es consciente de ello, y el 20 % en el caso de la hepatitis C.

“Con un diagnóstico temprano, la hepatitis B se puede tratar y, desde 2004, existe un nuevo medicamento que puede curar la hepatitis C en tres meses. Si queremos evitar muertes, la clave es tener el diagnóstico a tiempo”, sentencia Salazar.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO