Arritmia cardíaca aumentaría probabilidad de sufrir demencia

18 de noviembre del 2018

Ding y sus colegas recopilaron datos de casi 2,700 suecos.

Arritmia cardíaca aumentaría probabilidad de sufrir demencia

Benviure.com

Una nueva investigación sugiere que la fibrilación auricular (FA), un trastorno común de la arritmia cardíaca, puede acelerar el deterioro mental en los adultos mayores.

Cuando una persona tiene fibrilación auricular, su corazón late de manera irregular. Esto significa que la sangre puede acumularse y formar coágulos que pueden viajar al cerebro, causando un derrame cerebral.

No obstante, las buenas noticias de este estudio son que los anticoagulantes pueden reducir las probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular y tal vez retrasar o prevenir la demencia, dijeron los investigadores.

“Nuestros hallazgos enfatizan la necesidad de mejorar el manejo clínico de los pacientes con FA, lo cual es muy importante ya que una proporción considerable de las personas mayores con fibrilación auricular no está usando medicamentos [anticoagulantes]“, subrayó Mozhu Ding, del Centro de Investigación sobre el Envejecimiento en el Instituto Karolinska, en Suecia, y primera autora del estudio.

Para el trabajo, Ding y sus colegas recopilaron datos de casi 2,700 suecos, con una edad promedio de 73 años.

Los participantes fueron examinados al inicio del estudio y nuevamente después de seis años si eran menores de 78 años, o cada tres años para quienes superaban dicha edad. Ninguno tuvo demencia al principio, y el 9 por ciento tenía fibrilación auricular.

Durante el período de la investigación, un 11 por ciento adicional desarrolló fibrilación auricular y un 15 por ciento desarrolló demencia.

Los investigadores encontraron que las habilidades de pensamiento y memoria disminuyeron más rápido entre los que tenían fibrilación auricular, pues fueron un 40 por ciento más propensos a desarrollar demencia que aquellos sin la enfermedad cardíaca.

Sin embargo, los que tomaron anticoagulantes debido al trastorno cardíaco mostraron un riesgo 60 por ciento menor de desarrollar demencia; el 11 por ciento que tomaba medicamentos anticoagulantes desarrollaba demencia en comparación con el 22 por ciento que no los tomaba. No se observó una disminución del riesgo entre los que tomaban aspirina, hallaron los investigadores.

Cabe destacar que el estudio es observacional, por lo que no pudo probar que la FA es en efecto una causa de demencia o que los anticoagulantes la prevengan. Aún así, los investigadores creen que se deben hacer esfuerzos adicionales para aumentar el uso de anticoagulantes entre las personas mayores con fibrilación auricular.

Un especialista mencionó que incluso los mini-accidentes cerebrovasculares que pasan inadvertidos pueden actuar como una puerta de entrada a la demencia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO