Beber agua fría luego del ejercicio puede ser perjudicial

123rf

Beber agua fría luego del ejercicio puede ser perjudicial

21 de mayo del 2019

¿Es posible sufrir un paro cardíaco por tomar agua fría después de hacer ejercicio? Sí es posible. Son hechos aislados, excepcionales, pero no alejados de la realidad. El más reciente caso se presentó en Perú cuando Ludwin Flores, futbolista amateur de 27 años, murió a causa de un paro cardiorespiratorio. Según el parte médico, el deportista habría perdido la vida luego de tomar agua fría una vez finalizó su actividad física.

Los médicos que atendieron a Flores concluyeron que, al haber ingerido agua a tan baja temperatura, cuando el cuerpo aun se encontraba en caliente, provocó un “corte de digestión”; un reflejo cardiovascular que produce una alteración del ritmo cardíaco, disminuyendo la frecuencia de los latidos, lo que conlleva a un eventual paro cardíaco.

El frío es usado para contraer las arterias cuando se produce una lesión ya que estas reaccionan a las bajas temperaturas disminuyendo su tamaño y limitando el flujo sanguíneo. Por esta razón, se suele usar hielo para provocar este efecto y detener cualquier sangrado. En este orden de ideas, el agua fría, al pasar cerca a las arterias del corazón, puede provocar que los vasos sanguíneos se bloqueen y se de como consecuencia un infarto.

Según el blog especializado en salud deportiva Vitónica, el cuerpo humano puede perder hasta 4 litros de agua cuando se realiza deportes, por esta razón es importante hidratarse. Lo recomendable es que el consumo de este líquido tras la actividad física se haga de forma moderada y que el líquido esté a temperatura ambiente.

Las personas deben asegurarse de obtener suficiente agua cada día, independientemente de su temperatura. Ingerir la suficiente cantidad todos los días es esencial para apoyar todas las funciones corporales, incluida la digestión y el metabolismo, eliminar los desechos, mantener una temperatura corporal normal y mantener los órganos y tejidos saludables.

Según la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina, se aconseja que las mujeres deben consumir alrededor de 2.7 litros de agua al día para satisfacer sus necesidades de hidratación y los hombres alrededor de 3.7 litros. Esta ingesta puede provenir tanto de alimentos como de bebidas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO