Beneficios de bañarse con agua fría y caliente

Flickr.

Beneficios de bañarse con agua fría y caliente

9 de septiembre del 2017

Ya sea para relajarse o por simple necesidad de aseo rutinario, el baño o la ducha es un momento fundamental del día. Cuando llega este momento se suele hacer la pregunta ¿con agua fría o con agua caliente? Hay muchos mitos al rededor de esto, que una hace daño a la salud, que el otro empeora el estado de la piel. Aquí en Kienyke.com, se reúnen cuáles son las recomendaciones y beneficios que se obtienen dependiendo de la temperatura del agua.

Beneficios del agua caliente: relajante muscular, alivia la tensión y los dolores musculares, ya sea por alguna enfermedad o por el dolor y agotamiento después de ejercitarse. Si hay la posibilidad de intensificar la potencia del chorro, este dará un excelente masaje en las áreas lastimadas y adoloridas.

Según algunos estudios, el tomar un baño de agua caliente, hace que el organismo libere oxitocina, la hormona del amor, y reducirá la ansiedad. Ayuda con los resfriados y las gripes, humedeciendo los conductos nasales y liberándolos, es una buena receta casera.

Si se ha mojado con agua lluvia últimamente, la temperatura alta devolverá el calor al cuerpo de manera sencilla. Libera toxinas del cuerpo y algunos estudios mencionan que combate la celulitis en las mujeres.

Por último, funciona bien para las personas que sufren de insomnio ya que ayuda a relajarlas, sobre todo si se agrega un toque de lavanda.

Beneficios del agua fría: cuando hay fatiga o extremo cansancio en las mañanas, cambiar la temperatura a frío, ayudará a despertar el cuerpo y sentirse más animado, lo que también se refleja en las personas deprimidas.

El agua fría es perfecta para el cabello y la piel, lo que hace el agua caliente es resecar, mientras que las bajas temperaturas dejan humectada la dermis, cierra las puntas abiertas, cierras los poros, evitando el tan temido acné. Mejora la circulación sanguínea hacia todos los órganos y tejidos internos.

Algunos estudios mencionan que favorece a la fertilidad del hombre, ya que el agua caliente merma la producción de esperma. Estimulando el metabolismo, fortalece las defensas contribuyendo al sistema inmune del cuerpo.

Por otro lado, la combinación de ambos puede resultar una buena idea de la misma manera. En el caso de la piel, el agua caliente ayudaría a eliminar la piel muerta y toxinas que se reciben a diario, faltando dos minutos para terminar el baño, cambiar a temperatura fría, cerrara los poros y sellará de forma protectora evitando recibir más polución del medio ambiente.