Quimioterapia: El seguimiento debe ser desde casa

23 de abril del 2017

Expertos de la Universidad Nacional explica cómo deben ser los cuidados de los pacientes que se sometan a quimioterapia

Quimioterapia: El seguimiento debe ser desde casa

Los familiares deben valorar y evaluar constantemente desde el hogar el estado de salud del paciente, hacer un seguimiento de los efectos secundarios y manifestarle al personal médico cualquier inquietud sobre su condición y emergencia que tengan producto de la quimioterapia.

Al ejecutar dicho seguimiento, se optimizaría el cuidado en casa en dos puntos clave: la capacidad de anticipación y la toma rápida de decisiones en momentos de urgencia. Estos son dos aspectos a mejorar, según los resultados de la investigación liderada por Laura Milena Sánchez, magíster en Enfermería de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), bajo la dirección de la profesora Mabel Carrillo, del Departamento de Enfermería.

Quimioterapia, un duro proceso

El estudio, que contó con una muestra de 80 diadas –pareja integrada por el paciente y su cuidador familiar– en Floridablanca, Santander, muestra que es fundamental orientarlas en aspectos como el conocimiento de la enfermedad, condiciones personales frente al tratamiento, habilidades instrumentales como el suplemento de medicamentos y capacidad de anticipación, factores básicos de bienestar.

Por otro lado, se requiere mejorar y fortalecer los procesos para afrontar la enfermedad. Según las investigadoras, es necesario que todo el grupo familiar sea consciente de que el cáncer se origina por múltiples causas y que no se gana nada al buscar culpables.

De igual manera, las investigadoras señalan que, si bien es cierto los pacientes y familiares saben de qué se trata la quimioterapia, todavía existen muchos temores y prejuicios, a causa de comentarios de otras personas o por información encontrada en diferentes medios de comunicación, que puede carecer de sustento científico.

Según la profesora Carrillo, se sabe que la quimioterapia tiene determinados efectos secundarios y que algunos se van a presentar dependiendo del organismo. “El problema es que mucha gente piensa que le va a tocar padecer todas las adversidades”, observa.

Este estudio se basó en un instrumento de evaluación diseñado en 2015 por el grupo de cuidado al paciente crónico y la familia de la U.N., adaptado para el contexto colombiano.

Dicho instrumento, denominado Competencia para el cuidado en el hogar, bajo el acróstico CUIDAR, por su fácil recordación, incluye la C que explora los conocimientos de la diada sobre la enfermedad; la U, que representa la Unicidad o condiciones personales; la I, el componente instrumental; la D, el disfrute y bienestar de los implicados; la A, la capacidad de anticipación y la R, las relaciones y la conexión con familiares y amigos.

Cabe resaltar que este estudio hace parte del Modelo para disminuir la carga del cuidado de la enfermedad crónica en Colombia, proyecto de investigación multicéntrico desarrollado por la Red Latinoamericana de Cuidado al paciente crónico y la familia.

Tomado de Agencia de noticias Universidad Nacional

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO