Quemaduras con líquidos calientes aumentan en diciembre

Quemaduras con líquidos calientes aumentan en diciembre

28 de noviembre del 2018

Se acerca la época navideña y con ella llegan costumbres que aún no se han perdido. Los sancochos en las calles, la natilla y el buñuelo elaborados en leña son tradiciones que siguen latentes, y aunque son sanas actividades, son escenarios más propensos para sufrir quemaduras.

Para poder evitar que las quemaduras arruinen la navidad, es necesario entender que es un traumatismo producido por un agente físico externo como calor, frío, radiación, químicos o electricidad. Cuando sucede una quemadura que no afecta una gran extensión del cuerpo, por lo general las personas no acuden a una valoración médica inicial, sino que aplican remedios caseros que en su mayoría sólo afectan más la piel y retrasan su correcta cicatrización.

La cirujana plástica Ana María Salinas, quien trabaja en la Unidad de Quemados del hospital San Vicente Fundación, en Medellín, indicó que este tipo de problemas afecta principalmente a los menores: “Todo el año recibimos personas afectadas por quemaduras, sin embargo en diciembre y época de fin de año, aumenta en un 30% el número de accidentes. Las quemaduras que se presentan con más frecuencia son las ocasionadas por líquidos calientes en accidentes caseros de muy fácil ocurrencia o en las fiestas callejeras. En vacaciones estos casos aumentan y en su mayoría los afectados son niños entre los 0 y 14 años”.

También hay que conocer que existen quemaduras de tres niveles, siendo el primero el más leve y el tercero el más crítico, y un líquido caliente podría generar cualquier tipo de lesión. Por eso, existen algunas recomendaciones que podrían ser muy útiles para prevenir este tipo de problemas:

  • No dejar recipientes con líquidos calientes en el piso.
  • En la medida de lo posible ubicar el fogón en un lugar seguro, en una superficie plana y sobre todo no permitir que los niños jueguen con éste.
  • Preferiblemente vestir a los niños con ropa de algodón o tipo jean, ya que muchas prendas tienen poliéster, el cual es inflamable.
  • Evitar el uso de manteles cuando se sirven comidas calientes y hay niños empezando a caminar.

Ahora bien, si por alguna razón alguien sufrió una quemadura, existen algunos tips que puede usar para calmar el ardor, aunque lo mejor siempre será acudir de inmediato al médico. Inmediatamente ocurra el accidente, lo ideal es enfriar la parte afectada con agua potable durante varios minutos, no debe aplicarse agua helada ni hielo. Si hay telas adheridas a la piel, no intentar despegarlas. Adicionalmente, se debe cubrir la zona afectada con una sábana o gasa limpia y consultar inmediatamente un servicio de urgencias para la valoración inicial.

Lo que no se debe hacer es aplicar café, crema dental, telaraña, ni ningún remedio casero. No es conveniente aplicar ninguna crema antes de que la quemadura sea evaluada por el médico, ya que puede alterar el diagnóstico. En caso de que se formen ampollas, no se deben manipular y se debe acudir inmediatamente al médico dado que la aparición de éstas representa una quemadura al menos de segundo grado.