¿Cómo cuidar los ‘dientes de leche’ de su hijo?

¿Cómo cuidar los ‘dientes de leche’ de su hijo?

31 de julio del 2017

Todos los seres humanos mudan de dientes y en ese proceso natural, es probable que algunos padres se angustien cuando sus a sus hijos se les caen ‘dientes de leche’ como son conocidos, debido a que muchos no tienen claro que cuidados deben tener.

Es relevante saber que los ‘dientes de leche’ son temporales y por eso se les conoce bajo este nombre, ya que cuando estos se caen, vienen a ser reemplazarlos por dientes permanentes.

Algunos de los síntomas que presentan los niños cuando están a punto de perderlos, es que sienten algo de incomodidad, se irritan con facilidad, presentan pérdida del apetito y en algunos casos la salivación aumenta.

Muchos padres se preguntarán ¿cuál es el mejor modo para retirar los dientes de leche? Lo más recomendable según los expertos es que se le dé una espera natural para que el diente se afloje espontáneamente, porque esto indica que el diente permanente está a punto de salir.

En caso de que el diente de leche se encuentre estancado y no se caiga, es necesario que acuda al odontólogo para que éste revise el estado del mismo y de ser necesario el experto lo pueda extraer adecuadamente para evitar lesiones en la encía del menor.

Adicionalmente, es poco recomendable que los adultos retiren los dientes mediante métodos tradicionales como halar el diente flojo con hilo dental para que salga de manera definitiva o que usen otras herramientas para su extracción.

Una vez el niño mude de dentadura es importante que los padres tengan sumo cuidado con su limpieza oral, y que comiencen a lavarles la encía de arriba hacia abajo con un cepillo especializado o que puedan asear la zona con gasa, para retirar de manera adecuada los residuos de comidas o bebidas que se puedan alojar en esos espacios.

Los expertos recomiendan que el lavado de los dientes se haga con crema dental que no contenga flúor, ya que muchos menores no saben como escupirla y si llegarán a ingerir esta pasta dental, podría verse afectada su salud.

No obstante, es de vital importancia que a los niños se les enseñe a tener una higiene oral adecuada, como por ejemplo usar la seda dental para retirar residuos de distintos alimentos, cepillar los dientes como mínimo tres veces al día después de cada comida.

Finalmente es necesario que los padres acudan de manera periódica al odontólogo con sus hijos desde los dos años de edad, para que éste revise si la limpieza oral que está haciendo el niño es la adecuada y de no ser así, pueda brindar algunas recomendaciones para que tenga sus dientes sanos y fuertes.